La presidenta pide “un esfuerzo”

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha asegurado que está dispuesta a abrir la importación de determinados productos para a hacer frente a los empresarios y sus monopolios. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha asegurado que está dispuesta a abrir la importación de determinados productos para a hacer frente a los empresarios y sus monopolios.

A pesar de que en su intervención en la Casa Rosada no ha dado demasiados detalles si que ha tenido palabras para los importadores. “No se froten las manos, porque vamos a hacer un sistema para que no se queden con la diferencia”.

Las palabras de la presidenta han estado dirigidas a diversas empresas, como las lecheras La Serenísima y Sancor, a las que no ha nombrado directamente, pero ha recordado que la primera recibió ayuda de su esposo, Néstor Kirchner y la segunda fue financiada por el presidente venezolano recientemente fallecido, Hugo Chávez.

Como telón de fondo, la intervención de la presidenta se ha centrado en la preocupación por la escalada de una inflación que no se ha admitido y por la subida del dólar paralelo, a lo que la presidenta no se ha dirigido en concreto, que podría trasladarse a los precios.

Por otro lado, en abril vencen los dos meses de la congelación de los precios de los supermercados, lo que hace que la mandataria haya pedido a los sectores implicados que se sienten para hablar sobre el alza en los precios.

En su intervención, la presidenta ha pedido un esfuerzo por parte de todos, también de los sindicatos. Para ella, en estos momentos, lo más importante “es seguir teniendo trabajo registrado”.

Aparte de esto, y como no podía ser de otro modo, Cristina Fernández ha apostado por el modelo económico de Argentina y ha señalado que las primeras estadísticas “revelan cierta recuperación en la economía argentina”.

Para hablar de esto, se ha hecho eco de las publicaciones gubernamentales, que no dejan de ser desacreditadas una y otra vez por la oposición. Según las cifras oficiales la pobreza en el segundo semestre de 2012 fue de 5,4%, y la indigencia, de 1,5%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA