El dilema de Cristina

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las consecuencias del excesivo proteccionismo le están estallando a la presidenta argentina, Cristina F. de Kirchner. Tras la nacionalización de YPF el pasado mayo, la ha reducido más de la mitad sus ganancias en el tercer trimestre con respecto al mismo período del ejercicio anterior. Mientras tanto, la campaña contra el dólar está empezando a afectar a la venta de inmuebles. Las consecuencias del excesivo proteccionismo le están estallando a la presidenta argentina, Cristina F. de Kirchner. Tras la nacionalización de YPF el pasado mayo, la ha reducido más de la mitad sus ganancias en el tercer trimestre con respecto al mismo período del ejercicio anterior. Mientras tanto, la campaña contra el dólar está empezando a afectar a la venta de inmuebles.

A la mandataria le ha salido mal la jugada y el primer trimestre de actividad completamente estatal de la compañía argentina, la mayor empresa del país sufre una caída de las ganancias del 51%, según ha informado la propia compañía.

YPF ha reportado un beneficio para el período citado de 756 millones de pesos (unos 124 millones de euros), por debajo de las expectativas del mercado que esperaban unas ganancias de 902,5 millones de pesos (148 millones de euros).

La compañía ha achacado este empeoramiento de los resultados al incremento de los costes operativos. A pesar de ello, el aumento de los precios de los hidrocarburos supuso un importante porcentaje en los ingresos de la petrolera, 17.378 millones de pesos (unos 2.842 millones de euros).

Pero YPF no es la única afectada por el proteccionismo de Cristina F. de Kirchner, la imposibilidad de poder comprar dólares está suponiendo un duro golpe para las inmobiliarias, que cada vez tienen menos actividad. Así puede verse en la cantidad de escrituras de Buenos Aires, que cayeron en septiembre un 47% en relación con el mismo período del año anterior.

Según ha señalado el Colegio de Escribanos porteños, este año se firmaron 3.247 escrituras contra las 6.121 de septiembre de 2011. Germán Gómez Picasso, de Reporte Inmobiliario, ha asegurado, por su parte que 2012 ha sido tan malo para el sector como 2009, que a su vez fue el peor desde 1980.

El director de la inmobiliaria Bullrich, José Azpiroz Costa, ha concretado que en “el departamento de viviendas usadas, la caída de actividad es de entre el 75% y el 80%. Muchos son los profesionales del sector que han echado la culpa de todo esto al cepo cambiario, que el uno de octubre cumplió su primer año de vida.

Con las cifras en la mano, puede decirse que en septiembre de 2011, las operaciones inmobiliarias porteñas sumaban 2.627 millones de dólares, mientras que el último septiembre las escrituras fueron por 1.481 millones.

Entre los empresarios predomina la idea de que el Gobierno tiene que apuntar a bajar la inflación si quiere reactivar la actividad de las inmobiliarias, más allá de lo que pase con el cepo cambiario.

No son los únicos golpes a la presidenta argentina durante esta semana, tanto la oposición como los ciudadanos rechazan que Cristina F.de Kirchner pueda presentarse a un tercer mandato.

Diputados argentinos de distintos bloques de la oposición se han comprometido a evitar la reforma constitucional que permita que pueda ser de nuevo candidata a la presidencia. Han firmado un documento idéntico al que 28 senadores de partidos opositores rubricaron la semana pasada, en el que aseguran que no van a apoyar ningún mecanismo legislativo que permita la reforma de la constitución.

Tampoco los ciudadanos están de acuerdo con la posibilidad de que pueda volver a presentarse. Según un sondeo de la consultora Management & Fit, el 82,6% de los entrevistados se opone y sólo el 9,9% estaría de acuerdo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA