Deuda nacional

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La entidad financiera Bank of America ha considerado que el descenso en el gasto y los recursos provenientes de la devaluación aumentan la capacidad que tendrá Venezuela para cancelar el capital y los intereses de su deuda representada en los bonos que han emitido la República y Petróleos de Venezue La entidad financiera Bank of America ha considerado que el descenso en el gasto y los recursos provenientes de la devaluación aumentan la capacidad que tendrá Venezuela para cancelar el capital y los intereses de su deuda representada en los bonos que han emitido la República y Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Según la prensa especializada, esta decisión también se ha debido a la creciente posibilidad de devaluar la moneda y por el plan de recortes de gastos que ya está llevando a cabo el país presidido por Hugo Chávez.

Bank of America ha señalado que el gasto público ha descendido un 13% durante las siete semanas siguientes a la reelección presidencial. El recorte en los desembolsos y el ajuste cambiario han hecho que el déficit fiscal del Ejecutivo central se reduzca de un 8,8% del PIB en 2012 hasta el 2,2% que se espera para el próximo año.

En concreto, la entidad ha señalado que “Venezuela está en vías de implementar importantes ajustes fiscales y en su tipo de cambio que fortalecerán las finanzas públicas. Recomendamos los portafolios de deuda de corto y mediano plazo, que serían los que generarían mayores ganancias en una devaluación”.

En otro orden de casos, el recorte del gasto y la disminución de la oferta del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme) señala (como apunta el periódico venezolano El Universal) que el país emitirá menos bonos y ante una menor oferta de papeles los que ya están en el mercado aumentarán de precio.

El medio considera también que el anuncio de la nueva visita del presidente Chávez a Cuba ha supuesto un impacto en la cotización de los bonos.

Ante la posibilidad de que pueda producirse una salida del poder, los inversionistas se adelantan comprando bonos ante la posibilidad de que puedan revalorizarse.

Varios analistas han considerado que, por razones políticas y falta de comunicación con el mercado, Venezuela paga elevadas tasas de interés para obtener financiamiento.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA