Caída en las expectativas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Venezuela, según señala la agencia de Rating Fitchs, crecerá por debajo del promedio de Latinoamérica, cuyo avance podría situarse en el 3,1% en 2014. Así lo señala el diario El Universal. Venezuela, según señala la agencia de Rating Fitchs, crecerá por debajo del promedio de Latinoamérica, cuyo avance podría situarse en el 3,1% en 2014. Así lo señala el diario El Universal.

La agencia ha señalado que se producirá una recuperación económica en Latinoamérica en 2014, aunque la solvencia se mantendrá estable. Pese a que se dará cierto sesgo negativo en las calificaciones de los países de la zona.

Según ha comentado Shelly Shetty, analista senior de deuda soberana de Fitch, “se espera que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) llegue hasta el 3,1%, lo que estaría por encima del 2,6% de este año, propiciado (principalmente) por México”.

Aunque también ha destacado que “un menor crecimiento en China, débiles términos de intercambio, condiciones financieras más ajustadas y un retraso en la mejoría de la productividad restringirán la expansión”.

Habrá diferentes movimientos en el avance de las tasas de crecimiento por países. En la zona positiva, Brasil, Argentina, El Salvador, Jamaica y Venezuela tendrían un desempeño menor al promedio de la región.

Mientras que, por su parte, los países andinos que cuentan con calificación de grado de inversión, así como Bolivia y Paraguay, registrarían un crecimiento mayor de media. Panamá, pese a una desaceleración, tendría la mayor tasa de expansión, comenta la prensa latinoamericana.

Shetty ha concretado que “aún hay riesgos de que choques externos, aunque las sólidas reservas internacionales, combinadas con regímenes de tipos de cambio flexibles y una constante inversión extranjera directa deberían mitigar los riesgos”.

Otro asunto a tener en cuenta, según la analista, es que un crecimiento por debajo del potencial, una caída en las presiones de precios de las materias primas y unos regímenes monetarios creíbles deberían contener la inflación en la mayoría de los países.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA