La región en las grandes ligas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Buenas nuevas para la región, los últimos datos sobre la inversión extranjera directa –IED– suenan como la mejor melodía, América Latina fue la de mayor recepción, además la de mayor emisión de flujos de inversiones a nivel mundial, creciendo 40% en el 2010, alcanzando los 113.000 millones de dólares, y como frutilla del postre la CEPAL pronostica que el flujo de capital a la región aumente entre 15% y 20% en 2011. Buenas nuevas para la región, los últimos datos sobre la inversión extranjera directa –IED– suenan como la mejor melodía, América Latina fue la de mayor recepción, además la de mayor emisión de flujos de inversiones a nivel mundial, creciendo 40% en el 2010, alcanzando los 113.000 millones de dólares, y como frutilla del postre la CEPAL pronostica que el flujo de capital a la región aumente entre 15% y 20% en 2011.

Como era de esperar los principales receptores de IED en la región fueron Brasil y México. El gigante sudamericano recibió 48.462 millones de dólares un 87% más que en el 2009, mientras que a México ingresaron inversiones por 17.726 millones de dólares, un 17% más que en al 2009, tercero se ubicó Chile con un ingreso de 15.095 millones, un 17% más sobre lo recibido en el 2009. Perú en un sorprendente cuarto lugar con un ingreso de 7.328 millones de dólares.

En América del Sur, no todo fue para descorchar, ya que dos países vieron reducido el ingreso de capitales en relación al periodo anterior, Al Ecuador ingresaron 164 millones de dolóres, un 84% menos, y Colombia que a pesar de recibir una cantidad importante, quinta en la tabla, recibió 6.760 millones de dólares, un 5% menos que en el 2009.

Argentina quien a pesar de crecer un 54%, quedó relegada al sexto puesto recibiendo 6.193 millones de dólares. Venezuela por su parte mantuvo su saldo negativo, por desinversión en sus empresas, que en el 2010 fue de 1.404 millones de dólares, un significativo 55% menor.

El subcontinente recaudó la cifra histórica de 43,108 millones de dólares, mientras que en 2010 se recibieron 112,634 millones de dólares.

Como dato a destacar notamos que los países industrializados cayeron un 7% en su IED, mientras que los flujos de inversión en los mercados emergentes aumentó un 10%. A nivel mundial, los ingresos por IED sólo se incrementaron un 1% en el año anterior, totalizando 1.12 billones de dólares.

Brasil y Mexico, líderes de la región, recibieron mayor participación extranjera en las áreas manufactureras, sectores de alta tecnología y actividades de investigación y desarrollo.

El panorama regional mostró que los flujos de capital extranjero vuelven a crecer en México y Argentina habida cuenta de la contracción sufrida en 2009, sin embargo Paraguay, Brasil, Bolivia y Hondura dieron la nota creciendo más del 50% anual.

En Centroamérica todos los países excepto El Salvador mostraron un aumento de su inversión directa extranjera mientras que en el Caribe se contrajo un 18%. El Salvador experimentó una contracción del 79%.

Observando más allá del frío de los números, la coyuntura muestra un paso hacia la especialización regional, en América del Sur, por ejemplo, se profundiza la participación en actividades primarias, como en la extracción de materias primas, mientras que en México se pone énfasis en el sector manufacturero y servicios, Centroamérica y República Dominicana, la Fortaleza Caribeña, las señales se dirigen hacia la electrónica , los dispositivos médicos y a los servicios de ‘call center‘.

Estados Unidos continúa liderando la grilla como el principal inversionista en Latinoamérica, responsable del 17 % de la IED total recibida en 2010, seguido de Holanda (13%), China (9%), y Canadá y España y (ambos con 4%).

En cuanto al fenómeno de las compañías –Traslatinas– empresas latinas que invierten en otros países de Latinoamérica, aquí las mexicanas logran la ‘pole’ ya que depositaron 12.694 millones de dólares, en segundo lugar las brasileñas con 11,500 millones de dólares y las chilenas con 8,744 millones de dólares.

Valido de destacar la ‘perfomance’ china en la región enfocada en la extracción de materia prima y las inversiones que dejaron, cerca de 15,000 millones de dólares, se centraron en fusiones y adquisiciones de empresas europeas en suelo latino.

El organismo destacó que sobre todo México, y en menor medida Brasil, son los principales destinos de inversiones en sectores de alta tecnología.

Ante tamaño logro, es de esperar que la región continúe por el camino correcto, en otras palabras haciendo bien los deberes es factible que llegue el tan ansiado reconocimiento.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA