Maduro, dispuesto a facilitar el acceso a los dólares en plena precampaña venezolana

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, ha comenzado fuerte su precampaña para las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 14 de abril. En plena disputa con Henrique Capriles, el principal líder de la oposición, el candidato ha lanzado una atractiva medida para hacerse con el favor de los votantes: facilitar el acceso a dólares para relajar la creciente tasa de la divisa en el mercado paralelo. El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, ha comenzado fuerte su precampaña para las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 14 de abril. En plena disputa con Henrique Capriles, el principal líder de la oposición, el candidato ha lanzado una atractiva medida para hacerse con el favor de los votantes: facilitar el acceso a dólares para relajar la creciente tasa de la divisa en el mercado paralelo.

Así, Maduro ha anunciado que se espera poner “muy pronto” en marcha un nuevo sistema complementario de monedas, que acompañará a la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), para facilitar el ingreso de dólares a la economía y generar un tipo de cambio referencial, que sería paralelo al oficial. Con ello, el gobierno venezolano ha informado que espera que se reduzca la tasa del dólar en el mercado negro.

El nuevo sistema es «absolutamente distinto a los que han existido, que permita acompañar el Cadivi central que existe de acceso de divisas y poner (dólares) en el mercado para las necesidades reales, regulado por el Estado, pero que participen los distintos agentes económicos», ha asegurado Maduro.

En una entrevista con el canal de televisión venezolano Venevisión, el presidente encargado ha apuntado además que esperan “muy pronto anunciar, activar e incorporar a todos los sectores”.

No se han revelado aún más datos sobre el nuevo mecanismo, que vendrá a sustituir al desaparecido SITME, un sistema del Banco Central de Venezuela de arbitraje de canje de deuda que otorgaba un cambio alternativo de la moneda estadounidense de 5,3 bolívares por dólar.

El SITME fue eliminado cuando el Gobierno venezolano decidió el pasado mes de febrero devaluar un 32% el bolívar, por lo que la divisa venezolano pasó de una tasa de cambio de 4,3 a 6,3 bolívares por dólar. La desaparición de este mecanismo afectó a muchos sectores que se beneficiaban de él para comprar divisas para importar o viajar y que comenzaron a acudir entonces al mercado no oficial.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA