El Banco Central de México pide moderación salarial a los agentes sociales

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Agustín Casterns, presidente del Banco Central de México, ha pedido a los representantes de la patronal y de los sindicatos en la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, que discute el aumento salarial, que tendrá vigencia a partir de enero, una contención en el aumento de las nóminas en función de las previsiones de inflación. El instituto supervisor considera que, debido a la situación de la economía tanto nacional como global, México no tendría que correr el riesgo de perder competitividad a través de aumentos en los salarios que no estén sustentados por el crecimiento de la productividad. Agustín Casterns, presidente del Banco Central de México, ha pedido a los representantes de la patronal y de los sindicatos en la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, que discute el aumento salarial, que tendrá vigencia a partir de enero, una contención en el aumento de las nóminas en función de las previsiones de inflación. El instituto supervisor considera que, debido a la situación de la economía tanto nacional como global, México no tendría que correr el riesgo de perder competitividad a través de aumentos en los salarios que no estén sustentados por el crecimiento de la productividad.

Un movimiento en los salarios acorde a los cambios en la productividad es un elemento fundamental para que la inflación, que según los últimos datos se mantiene en un 4,32%, se mantenga baja y estable. Luis Flores, analista de la entidad financiera mexicana IXE, ha comentado a esta publicación que es lógico que los trabajadores quieran recibir más dinero por su tiempo año tras año, pero que “el mayor indicador del poder adquisitivo de un país es la inflación, por lo que los salarios deberían aumentar en función de esta variable”.

Además, este experto ha puesto de manifiesto que Agustín Casterns ha propuesto otro tipo de variables que, según su opinión, son bastante lógicos. “El aumento salarial pasa también por la competitividad, por lo que un indicador para este estudio debería ser la productividad, es decir, la calidad de su trabajo”. Es decir, si aumenta la competitividad del país, los trabajadores deberían recibir una recompensa.

La situación del mercado laboral es, según ha declarado Agustín Casterns, complicada. Aunque es cierto que el empleo ha mejorado en el sector formal, todavía las tasas de desempleo son bastante altas, con un 5,7%. Sin embargo, sí ha crecido respecto a 2009, año en el que la crisis económica mundial azotó a México. Entre enero y octubre se han creado 800.000 nuevos empleos, si bien las previsiones apuntan a que el año se cierre con un total de 652.000 creaciones de puestos de trabajo. Esto se explica, según los analistas consultados por este diario, porque en el periodo de Navidades se producen, tradicionalmente, una buena cantidad de despidos.

Sin embargo, los expertos han comentado a Americaeconomica.com que algunos estudios realizados de forma conjunta entre México y autoridades internacionales, apuntan a que la creación de empleo debería estar a un ritmo anual de un millón de nuevos puestos de trabajo al año para que la nación diera definitivamente el salto a ser un país desarrollado. Por lo que, según estos analistas, es necesario afrontar una serie de retos a largo plazo, como la liberalización de la economía y una reforma en el mercado laboral que ofrezca una serie de leyes más atractivas para los empresarios.

Otra de las propuestas de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos ha sido la eliminación de una de las tres zonas económicas para cerrar la brecha salarial que existe en el país.

Los analistas consultados por Americaeconomica.com han explicado que estas ‘franjas’ se deben, en primer medida, a la magnitud de México, el decimocuarto mayor país del mundo, con una superficie aproximada de 1.964.375 kilómetros cuadrados. Este gran tamaño origina que la distribución de la economía del país sea muy desigual, por lo que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos optó por la plasmación en diferentes zonas económicas, cada una con un salario mínimo.

De esta forma, existe la zona de la capital, el centro del país, donde se concentra la mayor parte de la actividad económica de México. La franja que linda con EEUU es la zona donde se concentran las exportaciones, mientras que la economía del sureste se sustenta en los sectores agropecuario, rural y turismo. Las zonas centro y noreste son más ricas, por lo que el coste de vida es más alto.

Sin embargo, en los últimos años el Gobierno de Felipe Calderón ha destinado una buena parte de recursos y de subsidios a la zona sureste, por lo que ésta ha avanzado en términos de pobreza. Es por esto por lo que ahora la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos ha propuesto homogeneizar estas tres zonas en sólo dos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA