Braskem planea colocar por primera vez en euros su emisión de bonos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Braskem, fabricante brasileño de productos petroquímicos, esta planificando su primera oferta de bonos en euros. El motivo de esta decisión sería el bajo valor del euro ante el dólar, que se mantendría constante durante los próximos años, y la consecuente disminución del pago de la tasa de interés en el momento de la transacción, algo muy beneficioso para la compañía. Según ha asegurado a Americaeconomica Jaime Rodríguez, de Asesores en Valores, «la tendencia de colocar deuda en euros puede convertirse en una constante para muchas empresas». Braskem, fabricante brasileño de productos petroquímicos, esta planificando su primera oferta de bonos en euros. El motivo de esta decisión sería el bajo valor del euro ante el dólar, que se mantendría constante durante los próximos años, y la consecuente disminución del pago de la tasa de interés en el momento de la transacción, algo muy beneficioso para la compañía. Según ha asegurado a Americaeconomica Jaime Rodríguez, de Asesores en Valores, «la tendencia de colocar deuda en euros puede convertirse en una constante para muchas empresas».

Braskem es una de las primeras empresas en apuntarse a la emisión de deuda en euros, y es que puede empezar a convertirse en la tónica habitual anunciar la venta de bonos en la moneda de la mayoría de los países pertenecientes a la Unión Europea, según Jaime Rodríguez.

El motivo principal que llevan a las compañías a emitir papel en esta divisa es su depreciación frente al dólar. La crisis financiera que asola en la gran mayor parte del mundo ha afectado a la divisa europea, la cual ha sido duramente golpeada por la ola de inseguridad procedente de los EE.UU. La economía europea va tras la estela de lo que suceda al otro lado del charco, por lo que aún le queda un largo camino por recorrer. Y es que esta tendencia va a continuar de aquí a los próximos años.

Mientras que el dólar se recupera, el euro espera su turno. Esto es muy importante desde la perspectiva de la emisión de bonos, los cuales “piensan más en el futuro que en el presente inmediato”. Braskem sabe que de aquí a diez años el dólar se habrá revalorizado, mientras que el euro seguramente continúe por la senda de la recuperación.

El bajo valor del euro interesa a todos aquellos que estén pensando en emitir deuda, ya que “la tasa de interés será mucho más baja que si los bonos se hubieran vendido en dólares”, según Jaime Rodríguez.

La operación tiene gran atractivo tanto para el inversor como para el emisor. La mayoría de inversores que emplean esta moneda son europeos. La situación crítica que vive el viejo continente, con las medidas implantadas por el Banco Central Europeo, el crecimiento de la inflación y el aumento de liquidez, invita a los inversores a mirar hacia otros mercados, como los emergentes, que cada día son más ‘apetitosos’.

Por su parte, el emisor tiene asegurado la compra ya que existe gran liquidez en Europa, además de ofrecer rentabilidades muy interesantes; todo ello provoca la existencia de demanda por dicha deuda, que es muy atractiva para el inversor europeo.

América Latina, mercado emergente, está sabiendo aprovechar la oportunidad que le brinda la crisis mundial. Los países latinos contuvieron correctamente la crisis financiera de 2008, gracias a una buena regulación y la buena salud de sus reservas. Actualmente, recibe una gran cantidad de inversión extranjera, y su emisión de deuda tiene, en algunos casos como el chileno, un exceso de demanda.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA