BBVA invertirá 2.000 millones de dólares en México en los próximos tres años

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

Francisco González, presidente de BBVA, anunció ayer un plan de inversiones en México por valor de 2.000 millones de dólares (1.400 millones de euros). El plan, que se desarrollará en los próximos tres años, implica el establecimiento de nuevas sucursales, cajeros automáticos y terminales de pago, así como impulsar la banca móvil de BBVA Bancomer, su filial en el país azteca, que verá finalizadas sus nuevas sedes corporativas de la Ciudad de México. Francisco González, presidente de BBVA, anunció ayer un plan de inversiones en México por valor de 2.000 millones de dólares (1.400 millones de euros). El plan, que se desarrollará en los próximos tres años, implica el establecimiento de nuevas sucursales, cajeros automáticos y terminales de pago, así como impulsar la banca móvil de BBVA Bancomer, su filial en el país azteca, que verá finalizadas sus nuevas sedes corporativas de la Ciudad de México.

“Este plan implica una fuerte inversión en tecnología y en nuevas plataformas, y es también una manifestación del compromiso de BBVA Bancomer con la bancarización y la promoción de créditos», aseguró González durante su intervención en la reunión de consejeros regionales de BBVA Bancomer, y a la que asistió el presidente de la República de México, Felipe Calderón. El anuncio vuelve a revitalizar la apuesta del banco español por America Latina en mitad de la crisis económica que azota Europa en general y España, su mercado natural, en particular.

Llega además en un momento en que el banco sufre en su cotización por la exposición al sector inmobiliario español. Está en línea además con la estrategia de diversificación geográfica puesta en marcha por la entidad y en la que los mercados emergentes tienen cada vez mayor peso en los beneficios e ingresos del grupo. Según datos del diario español “Cinco días”, la actividad en México, América del Sur y Asia aportó el 52% de los ingresos del grupo en el primer trimestre del año y el 57% del beneficio atribuido.

González se mostró confiado en la recuperación de la economía mundial. Según las previsiones del BBVA, el crecimiento del PIB global para 2011 será cercano al 4,4%. «Esta recuperación está apoyada fundamentalmente en el dinamismo de las economías emergentes asiáticas y latinoamericanas. Para este año, prevemos un crecimiento en Asia del 6,4%, con China a la cabeza con un 9,4% y de América Latina, con un 4,7%», afirmó, una previsión que fue más negativa para Europa y España.

«La situación en Europa todavía es inestable y es necesario resolver con urgencia la segunda crisis griega», señaló en alusión a la necesidad de la economía helena de recibir un segundo paquete de ayudas por parte de la Unión Europea y del FMI con el que evitar la quiebra y su efecto contagio sobre el resto de países de la periferia europea.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA