Venezuela tras los comicios

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Semanas después de las elecciones presidenciales en Venezuela, las aguas vuelven a su cauce en el país latinoamericano. Olvidadas las promesas electorales, Gobierno de Chávez pretende aumentar el control del Estado a la economía venezolana, y la prensa afín al mandatario continúa vanagloriando la figura de Chávez. Semanas después de las elecciones presidenciales en Venezuela, las aguas vuelven a su cauce en el país latinoamericano. Olvidadas las promesas electorales, Gobierno de Chávez pretende aumentar el control del Estado a la economía venezolana, y la prensa afín al mandatario continúa vanagloriando la figura de Chávez.

La prensa chavista se ha enorgullecido de que la relación de la deuda externa con la deuda total del Gobierno central de Venezuela se haya reducido a la mitad durante el Gobierno de Hugo Chávez.

En concreto, la cifra ha pasado de casi un 80% en 1.999 a un 40% en la actualidad. Así lo ha destacado el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, en la presentación del proyecto de ley de presupuesto 2013 ante la Asamblea Nacional.

Para él, esta cifra significa, por un lado, “tener la confianza de la economía nacional y, a la vez, protegerse de la vulnerabilidad externa”. En su intervención, también ha destacado que las emisiones de deuda interna (se llevan a cabo a través de subastas) han estado dirigidas a garantizar “la igualdad y la transparencia de la información para los inversores locales, lo que fomenta la participación”.

El diseño de operaciones de endeudamiento mediante subastas se ha convertido en una importante herramienta para el reordenamiento de los pasivos de la república, según él. Este proceso se ha fundamentado “en el incremento de la vida promedio de los títulos, la disminución de los costos, el incremento de volumen por instrumento y la diversificación y tenedores de bonos”.

Para Giordani, este panorama convierte al mercado local en la primera fuente de financiamiento del Gobierno, a través de instrumentos en moneda nacional, lo que reduce el riesgo de endeudamiento del país.

Hablando de la prensa, los medios latinoamericanos no dudan en señalar que el nuevo Gobierno de Hugo Chávez en su tercer mandato, que arrancará en enero de 2013, se traducirá en la profundización del modelo socialista en Venezuela lo que supondrá “ampliar la fuerza estatal en varios sectores de la economía”.

El ministro de Agricultura y Tierras, Juan Carlos Loyo, aseguró nada más recuperar su cargo que se mantendrá “la política de rescate de tierras”. En concreto, señaló que “profundizar, seguir con la política de recuperación de tierras no es expropiar, es recuperar, volver a los orígenes, a las tierras del pueblo y de los indígenas, pero incorporando la producción eficiente y logrando también la comercialización eficiente”.

El Gobierno venezolano ha recuperado en los últimos años alrededor de tres millones de hectáreas y aunque no se han traducido en mejoras de la producción, seguirá con esta medida.

“Vamos a pedirle a poyo a todos los sectores, trabajaremos con todos, siempre y cuando sea para el bien del país y para construir el socialismo que todos deseamos”, agregó el ministro.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA