Nuevos pasos a dar

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha pedido unidad ante la posibilidad de que se desate una nueva crisis y ha solicitado que se ejecuten las reformas que han quedado suspendidas tras haber escapado, por horas, de la suspensión de pagos. El presidente de EEUU, Barack Obama, ha pedido unidad ante la posibilidad de que se desate una nueva crisis y ha solicitado que se ejecuten las reformas que han quedado suspendidas tras haber escapado, por horas, de la suspensión de pagos.

Tal y como recoge el periódico español El País, Obama no ha querido señalar ganadores o perdedores en la negociación, pero él ha sido el vencedor en una crisis en la que la imagen de EEUU ha quedado empañada.

La decisión de refinanciar al Gobierno federal para que pueda satisfacer los servicios públicos hasta el 15 de enero y elevar el límite de 16,7 billones de dólares de deuda hasta el 7 de febrero ha hecho, al menos de modo temporal, que haya caído la influencia del conservadurismo extremo y ha conseguido unión entre los sectores más moderados de demócratas y republicanos.

Así lo hizo saber el mandatario estadounidense, que agradeció a los “republicanos responsables” su contribución, lo que no deja de ser un guiño a la nueva colaboración entre ambos sectores.

Además, aseguró que todo lo que deben hacer es “dejar de fijarnos en los lobbys, en los blogueros, en los predicadores de la radio, en los activistas profesionales que se benefician del conflicto, y concentrarnos en la tarea para la que la mayoría de los norteamericanos nos eligió, en hacer crecer la economía, en crear empleos, en fortalecer la clase media, en educar a nuestros hijos, en sentar las bases de una prosperidad que alcance a todos y en conseguir orden fiscal de largo plazo”.

El presidente llamó a la unidad, y también a la razón, después de varias semanas en las que ha habido gran cantidad de agravios verbales en los medios de comunicación. Según él, “si no les gusta una política determinada o un presidente en particular” deberían ir y “ganar unas elecciones”.

La prensa ha hablado sobre la templanza de Obama, “algo inusual en el Washington de estos tiempos”, lo que ha parecido investirlo de una nueva autoridad, pues ha conseguido sortear la situación sin hacerles una sola concesión a los republicanos.

A pesar de ello (y con el acuerdo tal y como se encuentra), todo apunta a que la batalla continuará. Así mismo lo ha anunciado el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, que no tira la toalla.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA