Nubarrones en el horizonte

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras un año excepcional en el que Latinoamérica ha experimentado un crecimiento del PIB del 4,3 %, el inicio de 2012 se presenta un tanto incierto. Las posibilidades de que las economías de EEUU y la UE entren en recesión o de que la locomotora China frene su marcha pesan sobre una región que, además , mantiene como asignatura pendiente la reducción de las desigualdades. Tras un año excepcional en el que Latinoamérica ha experimentado un crecimiento del PIB del 4,3 %, el inicio de 2012 se presenta un tanto incierto. Las posibilidades de que las economías de EEUU y la UE entren en recesión o de que la locomotora China frene su marcha pesan sobre una región que, además, mantiene como asignatura pendiente la reducción de las desigualdades.

La desaceleración económica producto de la crisis de la zona euro y estadounidense podría causar una reacción en cadena que afectase al territorio latinoamericano, que iniciaría un periodo de recesión durante el 2012, han augurado los expertos más pesimistas. Sin embargo, los datos manejados hasta hoy indican que Suramérica seguirá creciendo lentamente si las condiciones económicas se mantienen, según César Pérez analista de la corredora de bolsa chilena Celfin, consultado por Americaeconomica.com.

En cuanto al empleo, los analistas han pronosticado su mantenimiento e incluso que es posible su incremento durante este año gracias al desarrollo de las industrias. Aunque hay zonas, como Perú, en la que es necesario el fomento de un sector obrero cualificado que mejore el sector laboral formado principalmente por personal poco preparado.

Las perspectivas para el comercio son algo menos favorables, el continente ha disminuido sus exportaciones. A pesar de esta dificultad los economistas no parecen preocuparse al afirmar que los estados latinoamericanos poseen el capital necesario para solventar los problemas que puedan perjudicar a la región a causa de la crisis estadounidense y europea.

Sobre el valor de las divisas no hay un pronóstico claro, todo dependerá de la economía de EEUU, lo mismo ocurre con los valores de la Bolsa de la región. El mercado suramericano ha encontrado parte de la ayuda dentro del territorio asiático, pero el dólar sigue marcando las pautas económicas.

En 2012 se pronostica un menor crecimiento que el esperado, sin embargo los expertos se alegran de que no se produzca un estancamiento en la economía. Este año puede aportar a la región la ocasión de demostrar sus oportunidades. Un momento de crisis que utilizaría Latinoamerica para mejorar su posición ante el resto de mercados.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA