americaeconomica.com

Jair Bolsonaro

Prensa

"La moda ahora es decir que las páginas de la familia y los asesores de Bolsonaro, que ganan dinero público por eso, promueven el odio".

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha denunciado este jueves una supuesta persecución en su contra y ha retado a los medios de comunicación para que muestren los mensajes de odio que aseguran que él y sus asesores lanzan en redes sociales, un día después de que Facebook eliminase algunas de esas cuentas y perfiles por ser falsas.

Redes sociales

"La actividad incluyó la creación de personas ficticias fingiendo ser reporteros, la publicación de contenido y la gestión de páginas que fingen ser medios de comunicación".

Facebook ha comunicado este miércoles la cancelación de varios perfiles y páginas falsas de la red social y de Instagram vinculadas con el Partido Social Liberal (PSL) y con la familia del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, debido a que corresponden a "personas ficticias" con "comportamientos no auténticos", gestionando "páginas que fingen ser medios de comunicación".

Coronavirus

El mandatario, de 65 años, había optado por realizarse el tercer test para comprobar si había contraído el virus tras presentar fiebre.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha anunciado este martes que el análisis al que se sometió ha dado positivo por COVID-19 tras haber presentado el lunes síntomas de la enfermedad.

Gobierno

Había sido señalado por haber cometido un supuesto plagio en su tesis doctoral e introducido información errónea en su currículum.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha ratificado en el cargo al recientemente nombrado ministro de Educación, Carlos Alberto Decotelli, quien en las últimas horas había sido señalado por haber cometido un supuesto plagio en su tesis doctoral e introducido información errónea en su currículum.

Coronavirus

Bolsonaro ha recordado que las pruebas que se ha realizado hasta ahora han dado negativo, pero ha añadido un matiz: "Creo que ya lo tuve".

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha afirmado que cree que ya se ha contagiado del nuevo coronavirus y lo ha superado, en un anuncio sorpresa que llega después de que el mandatario brasileño haya negado en varias ocasiones cualquier sospecha de infección y minimizado la relevancia de la pandemia de COVID-19.

Protestas

"Esto es para mostrarle al Supremo y al Gobierno del Distrito Federal que nosotros novamos a ceder".

Un treintena de simpatizantes del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha lanzado fuegos artificiales en dirección a la sede del Tribunal Supremo Federal, en la plaza de los Tres Poderes, en Brasilia, al grito de "prepárense, bandidos del Supremo".

Fútbol

"Ante la apología de la dictadura, la exaltación de la tortura, las agresiones a periodistas y a profesionales de la salud, maduramos la idea de asumir el riesgo de librar ese combate".

Las primeras protestas importantes contra el gobierno de Jair Bolsonaro desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus fueron convocadas por "hinchadas organizadas" de clubes brasileños de fútbol, que esperan dar el aldabonazo de una movilización general en defensa de la democracia.

Crisis de Gobierno

Pazuello asumió el cargo de forma interina el 15 de mayo.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha formalizado este miércoles el nombramiento del general Eduardo Pazuello como nuevo ministro de Salud, tras la dimisión de los dos últimos en plena pandemia de coronavirus.

Coronavirus

También ha defendido las medidas adoptadas por su gobierno frene a la COVID-19, alegando que "se salvaron vidas y empleos sin propagar el pánico".

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha asegurado un día después de confirmar que ha contraído la COVID-19 que está "muy bien", sugiriendo que es gracias a la hidroxicloroquina y advirtiendo a sus críticos de que confía en "vivir aún mucho tiempo".

Coronavirus

Bolsonaro ha acudido este lunes al Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia donde le han realizado una radiografía pulmonar.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se ha sometido nuevamente a una prueba para detectar si ha contraído la COVID-19, tras presentar durante el fin de semana algunos de los síntomas propios.

Golpe de Estado

Con pancartas y lemas contra los magistrados del Supremo, a quienes se les calificó de "dictadores".

Unos cien acólitos del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se han reunido este domingo frente a la sede del Ejército, en Brasilia, para pedir una intervención militar y desde donde se ha vuelto a atacar al Tribunal Supremo Federal y al Congreso.

Justicia

Anuncia "medidas legales para proteger la Constitución y la libertad de los brasileños".

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha avisado este miércoles de que "está llegando la hora de que todo sea colocado en su debido lugar", deslizando así una advertencia al Poder Judicial, tras una serie de resoluciones contra él y su entorno.

OMS

"Estados Unidos ha dejado la OMS y nosotros estudiaremos, en el futuro, si la OMS ha trabajado sin sesgos ideológicos, sino también estaremos fuera".

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha amenazado este viernes con la posible salida de Brasil de la Organización Mundial de la Salud (OMS) si no deja de guiarse por un "sesgo ideológico" tras su actuación ante la pandemia del coronavirus.

Ayudas económicas

Creado en 1966, el FRM tenía el fin de ser utilizado para hacer frente al pago de la deuda pública, aunque no recibía fondos desde 1988.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha decidido este miércoles vetar la transferencia de unos 8.600 millones de reales (aproximadamente 1.500 millones de euros) procedentes del Fondo de Reserva Monetaria (FRM) a las autoridades estatales y municipales para combatir la pandemia de la COVID-19.

Golpe de estado

Bolsonaro afirmó en una reunión con sus ministros el pasado 22 de abril que quería armar a la población para evitar que pueda instaurarse una dictadura en Brasil.

El exministro de Justicia y Seguridad Pública brasileño Sergio Moro ha advertido de que el presidente del país, su antiguo aliado Jair Bolsonaro, pretende flexibilizar la normativa sobre posesión de armas para "promover una rebelión armada" aprovechando las protestas contra las restricciones por el coronavirus.