americaeconomica.com

China

Guerra comercial

La institución avisa de que las tensiones entre EEUU y China “ponen en peligro la recuperación prevista del crecimiento mundial en 2019”.

La guerra comercial entre EEUU y China, primero a través del cruce de aranceles y ahora ya de lleno en el sector de la tecnología, amenaza con hacer descarrilar la economía mundial. Así lo ha constatado el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un reciente informe en el que pone sobre la mesa una verdad palmaria: el final serán los hogares más pobres los que acabarán pagando la factura, y no sólo en los dos países contendientes.

Guerra comercial

A pesar de la creciente diversificación de sus exportaciones, la economía de Chile tiene una alta dependencia de la demanda China referida especialmente a las ventas de cobre.

El último informe de Crédito y Caución advierte de que cualquier perturbación grave de los flujos comerciales globales derivada de la disputa comercial entre Estados Unidos y China afectaría a los exportadores chilenos. A pesar de que el país tiene acuerdos de libre comercio bilaterales y multilaterales con más de 60 países para diversificar los destinos de su exportación, la economía de Chile sigue dependiendo de la demanda China referidas especialmente a las exportaciones de cobre, que representan más del 40% de los ingresos de exportación y el 10% del PIB.

Tarjetas de crédito

Es la primera vez que el país que preside Raúl Castro lanza la primera tarjeta bancaria internacional.

UnionPay, la mayor asociación de tarjetas bancarias de China, lanza su primera tarjeta en el mercado cubano. En colaboración con la entidad gestora cubana RED y con su socio Bisca, han conseguido que las tarjetas se acepten en casi todos los terminales de venta y cajeros automáticos de la isla caribeña.
  • 1

Aranceles

EEUU pone sobre la mesa aranceles por valor de 11.000 millones de dólares sobre productos que incluyen el queso y el vino.

La guerra comercial entre EEUU y China parece que está cerca de terminar, pero la Administración de Donald Trump ya ha puesto sus ojos en el siguiente objetivo: la Unión Europea. El Gobierno estadounidense ha puesto sobre la mesa aranceles de alrededor de 11.000 millones de dólares, en respuesta al supuesto daño que el bloque común estaría causando a Boeing al proteger a Airbus.