Maduro vs. Capriles

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las elecciones presidenciales en Venezuela, las primeras sin la presencia de Hugo Chávez en 14 años, marcan el comienzo de una nueva etapa en el país latinoamericano. Los comicios suponen un punto de inflexión, los venezolanos afrontan oficialmente su futuro sin el líder bolivariano. El candidato del oficialismo, Nicolás Maduro, y el principal candidato de la oposición, Henrique Capriles, quieren dirigir el nuevo rumbo del país. Las elecciones presidenciales en Venezuela, las primeras sin la presencia de Hugo Chávez en 14 años, marcan el comienzo de una nueva etapa en el país latinoamericano. Los comicios suponen un punto de inflexión, los venezolanos afrontan oficialmente su futuro sin el líder bolivariano. El candidato del oficialismo, Nicolás Maduro, y el principal candidato de la oposición, Henrique Capriles, quieren dirigir el nuevo rumbo del país.

Sin embargo, Chávez ha estado muy presente en la campaña de la mano del presidente encargado, Nicolás Maduro, que no desaprovechó ocasión para utilizar la figura del fallecido líder para sumarse tantos entre los seguidores chavistas. Según el candidato, el líder bolivariano se le apareció como un “pajarito chiquitico” que le hablaba.

Por supuesto, centró la atención en el cierre de campaña, en el que Maduro también echó mano de los amigos del mandatario fallecido como el rey del fútbol argentino Maradona. “Aquí tenemos a Diego Armando Maradona que ha venido a ratificar su amor por el comandante Chávez”, señaló el candidato durante el acto, según recoge el diario español Voz Pópuli.

Por su parte, el principal candidato opositor, Henrique Capriles, tuvo muy presente en el cierre de su campaña el cambio de rumbo que suponen para Venezuela las elecciones del 14 de abril. “El lunes habrá una nueva Venezuela, el lunes todos nos daremos un abrazo de futuro, de esperanza”, señaló.

Además, en su intervención pidió a sus seguidores paciencia y no hacer caso a los rumores que pueden aparecer de aquí al domingo. Para acabar con polémicas sobre acatar o no el resultado de las elecciones, señaló también que aceptará lo que hayan decidido los venezolanos el domingo.

Nicolás Maduro y Henrique Capriles (además de otros cinco candidatos) se enfrentarán entre domingo en las urnas por la presidencia, para terminar el período de Gobierno que empezó con Chávez y que culminará en 2019.

Pero el sucesor de Chávez se enfrenta a un difícil panorama tras la muerte del mandatario: la inflación no deja de subir, los alimentos escasean y el sector petrolero necesita una fuerte inversión para seguir adelante.

La escasez de alimentos en Venezuela hace estragos en las cestas de la compra de todos los venezolanos. Los ciudadanos ya ven como una rutina ir al supermercado en busca de los productos para completar sus despensas y la situación se ha intensificado en los últimos tiempos.

El agotamiento en el abastecimiento de alimentos en el país latinoamericano, como comentaba esta semana la prensa de la zona, se ha venido haciendo más pronunciado desde octubre de 2012, cuando el Banco Central sitúo la escasez de alimentos en torno al 13,1%, por debajo del 10% entre junio y septiembre. La debacle ha seguido a lo largo de este año, ya que en el mes que acaba de finalizar la escasez ha llegado a situarse en el 17,7%.

Mientras que en su informe mensual de marzo sobre el sector, la Agencia Internacional de Energía (AIE) la AIE apuntó que el líder bolivariano «ha dejado un legado con presiones económicas al alza, una situación financiera bajo presión para la compañía estatal Pdvsa, una infraestructura de hidrocarburos envejecida en desesperada necesidad de inversiones”. Por ello, advirtió al sucesor de Chávez de los retos a los que se enfrenta el sector petrolero del país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA