Las cosas claras

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los países representados en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebró esta semana en Perú han acordado dar puntal información al resto de los socios, cada vez que realicen operaciones de compra de armamento. Este el único pacto que han logrado cerrar, pese a las ambiciones iniciales de intentar poner límites a la carrera que tiene lugar en el continente desde hace unos años. Los países representados en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebró esta semana en Perú han acordado dar puntal información al resto de los socios, cada vez que realicen operaciones de compra de armamento. Este el único pacto que han logrado cerrar, pese a las ambiciones iniciales de intentar poner límites a la carrera que tiene lugar en el continente desde hace unos años.

En concreto, en los últimos cinco años, los países del subcontinente han aumentado su gasto en material de defensa en un 150%. Y todo parece indicar que la tendencia se mantendrá también en 2010, a pesar de los buenos deseos inicilales de los asistentes a la reunión de Lima.

De hecho, la iniciativa adoptada por la organizació no habría sido ni siquiera necesaria si se hubiera cumplido lo acordado por casi todos los protagonistas de este pacto en la Convención Interamericana sobre Transparencia en Adquisiciones de Armas Convencionales.

Tampoco ha habido avances sustanciales en otro de los temas estrella del evento: la posible reincorporación de Honduras a la organización. Este país fue expulsado del cónclave el pasado año cuando se produjo el el golpe de estado que desalojó del poder al presidente legítimo Manuel Zelaya, antes de que su mandato hubiera terminado.

Algunos países de la organización, entre ellos EEUU, consideran que la situación ha quedado normalizada, una vez que se celebraron nuevas elecciones, en las que resultó vencedor el actual presidente de Honduras, Porfirio Lobo. Muchos otros no están de acuerdo, porque esas elecciones ganadas por Lobo, fueron convocadas por el responsable del golpe de estado Roberto Micheletti.

De momento, los países miembros de la OEA siguen sin estar de acuerdo sobre este particular, pero han nombrado una comisión que analizará lo acontecido ante y después del golpe de estado para ayudar a los responsables a tomar una decisión definitiva.

De momento, la posición oficial es todavía la expresada antes de la Asamblea por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, que indicó que el retorno de Honduras sólo será posible si el ex presidente Manuel Zelaya, regresa a su país en “absoluta tranquilidad”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA