La filial mexicana de Caja Madrid, otra vez al borde de la quiebra

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Su Casita, la hipotecaria mexicana participada en un 40% por Caja Madrid, podría declararse en quiebra a finales de este mes. De acuerdo con una información publicada a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la filial, que se encuentra en negociaciones para renegociar su deuda, ya ha perdido “más de dos terceras partes de su capital, lo que podría ser causa de disolución”. Su Casita, la hipotecaria mexicana participada en un 40% por Caja Madrid, podría declararse en quiebra a finales de este mes. De acuerdo con una información publicada a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la filial, que se encuentra en negociaciones para renegociar su deuda, ya ha perdido “más de dos terceras partes de su capital, lo que podría ser causa de disolución”.

La entidad propuso en octubre de 2010 a sus acreedores un proceso de reestructuración de la deuda, por medio del cual ofreció a sus tenedores de bonos de largo y corto plazo recuperar sólo el 51% y el 70% de su inversión, respectivamente. Sin embargo, aún no se ha llegado a un acuerdo, lo que plantea “dudas importantes sobre la capacidad de la compañía para continuar como negocio en marcha”, según la transcripción del dictamen de sus estados financieros, de las Notas Casita 1 y 20.

El presidente de Su Casita, José Manuel Agudo, ya señaló hace unos días en una entrevista con el diario mexicano Milenio que la compañía tiene hasta el 25 de mayo para obtener la aprobación de su plan de al menos el 97% de los cerca de 4.000 tenedores de títulos de deuda de la empresa en México y EEUU, entre los que destacan HSBC y Bank of New York Mellon.

En caso de no alcanzar el porcentaje mínimo de intercambio, la hipotecaria solicitará su concurso mercantil ante un juez mexicano, en cuyo caso es probable que se determine su quiebra, con el fin de que un procurador liquide sus activos para pagar, hasta donde alcancen, sus pasivos.

No obstante, en este escenario la empresa y sus asesores estiman que la recuperación para los acreedores será significativamente menor que de lograrse su reestructura a través del intercambio de nuevos títulos de deuda y capital, según el documento de BMV.

Ofertas. La delicada situación que atraviesa Su Casita, que ya el año pasado estuvo a punto de tener que declararse en quiebra, supone un nuevo borrón para Caja Madrid, que controla un 40% de la mexicana. La entidad madrileña, nada más llegar Rodrigo Rato a la presidencia, provisionó esta participación y la puso en venta, aunque no se llegó a ningún acuerdo.

Fuentes de Caja Madrid consultadas por Americaeconomica.com han declinado hacer ningún comentario sobre el escenario que se le presenta a Su Casita, en la que no participa en la gestión. La entidad que preside Rato controla el 40% de Su Casita después de comprar en febrero de 2005 el 25% del capital de la hipotecaria mexicana por 45 millones de euros, y otro 15% por otros 45,7 millones, en 2006.

Varios de los acreedores han respaldado ya la reestructuración. La deuda de la hipotecaria asciende a 33.000 millones de pesos (1.913 millones de euros).

Si Su Casita llega a un acuerdo con los tenedores de deuda, y tras concluir el proceso de reestructuración, la hipotecaria mexicana tendrá aproximadamente un 40% del tamaño que tenía antes de su reciente crisis financiera. Asimismo, Agudo ha señalado que los propietarios originales de la firma sólo poseerán el 50% de las acciones, y el resto será dado en garantía a los deudores, lo que modificará también la participación de Caja Madrid en la estructura.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA