‘Espaldas mojadas’

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El secretario de Relaciones Exteriores mexicano, José Antonio Meade, ha señalado que hará todo lo que esté en su mano para flexibilizar el reforzamiento de la seguridad en la frontera entre México y EEUU planteada por estos últimos. El secretario de Relaciones Exteriores mexicano, José Antonio Meade, ha señalado que hará todo lo que esté en su mano para flexibilizar el reforzamiento de la seguridad en la frontera entre México y EEUU planteada por estos últimos.

Según el diario El País, Meade ha tenido que refrenar su emoción frente a la noticia de la futura regulación de 11 millones de inmigrantes, en su mayoría mexicanos, debido a la decisión contradictoria de fortalecer la frontera.

En declaraciones hechas, precisamente, a este medio español, el canciller latinoamericano ha comentado que la reforma migratoria es “un paso importante en la dirección correcto”, al tiempo que ha señalado que su país trabajará diplomáticamente para flexibilizar las medidas (más de 1.000 kilómetros más de muro, hasta 40.000 agentes y supervisión aérea) aprobadas por EEUU.

Concretamente, ha asegurado que “México reitera que ese no es un enfoque conveniente. Seguiremos trabajando en coordinación con EEUU para lograr su flexibilización, pero no por la vía de las declaraciones estridentes. La óptica de la barda no es una concepción moderna para una frontera que se quiere sea un área de prosperidad”.

Además, ha añadido que es factible que EEUU conceda más visados para trabajadores legales mexicanos. Estas declaraciones chocan con la anterior acusación de timidez que se le achacó al ministro cuando se conoció la noticia.

A pesar de ello, el secretario de Relaciones Exteriores ha minimizado las probabilidades de que se produjeran incidentes graves con motivo a las nuevas medidas de seguridad y restó importancia al problemas de los centroamericanos que podrían quedarse a medio camino entre sus países de origen y EEUU.

Sobre la reforma aprobada ayer por el Senado Estadounidense, ha añadido que “contiene elementos de esperanza para millones de emigrantes que contribuyen a la vida económica, cultural y social de Estados Unidos desde hace mucho tiempo, que podrán a partir de ahora participar en ella de una forma legal. Decir que es insuficiente es restarle mérito a una comunidad que lleva muchos años luchando por ella. Es el resultado de 30 años de esfuerzos”.

La frontera que comparten EEUU y México, es testigo de un gran tráfico de personas, de hecho un millón de personas la cruza a diario y su vigilancia y mantenimiento exige una gran inversión e logística.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA