Conflicto de intereses

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la constructora española ACS y del equipo de fútbol Real Madrid, Florentino Pérez, y el primer ejecutivo de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, han compartido mesa en un acto en Madrid del portavoz de de partido conservador nacionalista catalán, Convergencia i Unió (CiU), en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, en medio del polémico debate sobre la eliminación del límite de los derechos de voto en las empresas y que daría ‘alas’ a Pérez para controlar la eléctrica. El presidente de la constructora española ACS y del equipo de fútbol Real Madrid, Florentino Pérez, y el primer ejecutivo de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, han compartido mesa en un acto en Madrid del portavoz de de partido conservador nacionalista catalán, Convergencia i Unió (CiU), en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, en medio del polémico debate sobre la eliminación del límite de los derechos de voto en las empresas y que daría ‘alas’ a Pérez para controlar la eléctrica.

La tensión por la disputa en la cúpula de la empresa española Iberdrola se notaba incluso antes de que los asistentes tomaran asiento en el madrileño Hotel Ritz, donde el Foro Nueva Economía ha celebrado este acto.

Lo curioso de que este acto se celebrará en este famoso hotel es que representa la vuleta al siglo XIX, cuando lo ricos tenían poder sobre la política. De hecho este edificio esta enmarcado en un triangulo clave en la capital española, a pocos metros del Congreso de los Diputados, junto al Hotel Palace y a la Bolsa de Madrid.

Cuando apenas habían llegado un puñado de invitados se ha podido ver a los organizadores preocupados por la mesa en la que Galán, Pérez o el presidente de Repsol, Antonio Brufau, entre otros, tenían reservado su asiento. La cercanía entre el presidente de Iberdrola y el máximo responsable de ACS, estaban codo con codo, ha provocado que los responsables del acto hicieran una nuevo orden en los asientos asignados.

Tras mucho deliberar, se ha acordado que entre ambos existieran dos asientos, uno de ellos ha sido el del presidente de Repsol, que parecía ocupar el puesto de arbitro en la contienda .

Con la distancia ya puesta, tanto Galán como Florentino han escuchado con atención las palabras del portavoz nacionalista catalán. Cuando el turno de las preguntas se aproximaba y con él las cuestiones sobre qué posición tomará CiU en la enmienda del PSOE sobre el fin de los ‘blindajes’ en los derechos de voto, el presidente de Iberdrola ha decidido dar por finalizada su presencia y junto a Brufau han salido conversando hacia sus respectivos coches.

En la sala se ha quedado el responsable de ACS dialogando con empresarios de su mesa. Ni un adiós se han cruzado ambos.

Horas después de este suceso en el Congreso los socialistas han conseguido finalmente que se debata el próximo 24 de marzo la reforma sobre la Ley de Auditorias y Sociedades Anónimas, que incluye la enmienda para prohibir las limitaciones de los derechos de voto en las empresas.

La fecha de la votación sigue adelante a pesar de la petición unánime de todos los grupos de la oposición de retrasar el debate hasta después de Semana Santa.

Tanto el Partido Popular, como CIU, habían alcanzado un acuerdo para solicitar este aplazamiento, pero la propuesta no prosperó después de que el PSOE lo rechazara y forzara la votación en la Mesa de la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados, en la que tienen la mayoría.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV), que ayer presentó una enmienda transaccional en la que propone que las empresas cotizadas puedan mantener los blindajes, salvo cuando una empresa se haga con al menos el 75% del capital tras lanzar una OPA, ha calificado de “caciquil” la actitud de Moncloa.

El diputado portavoz en materia económica del PNV, Pedro Azpiazu, ha dicho que la actitud del Gobierno “dista mucho de la búsqueda de consensos que propugna”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA