Cerca del abismo

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

Su Casita, la entidad mexicana en la que la española Caja Madrid participa con un 40%, está cada vez más cerca de declararse en quiebra. Tal y como se temía, la hipotecaria azteca ha dejado sin pagar esta semana 300 millones de pesos (17 millones de euros) que correspondían a su obligación de amortizar capital de los certificados bursátiles (Casita 06), a los que se les suman otros 6 millones de pesos ( 0,34 millones de euros) por intereses. La filial mexicana de la entidad española Caja Madrid (con una participación del 40%) , Su Casita, está cada vez más cerca de declararse en quiebra. Tal y como se temía, la hipotecaria mexicana no cumplió ayer con el pago de 300 millones de pesos (17 millones de euros) que correspondían a su obligación de amortizar capital de los certificados bursátiles (Casita 06), a los que se les suman otros 6 millones de pesos ( 0,34 millones de euros) por intereses.

En una comunicación enviada a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la entidad ha informado que tampoco llevó a cabo el pago oportuno del vencimiento de capital e interés de los certificados bursátiles de corto plazo con claves de emisión Casita 01810 y Casita 01910 por 384,5 y 40,2 millones de pesos (22 y 2 millones de euros), de forma respectiva, por lo que el total del impago ascendió a 730 millones de pesos (unos 45,8 millones de euros).

“No obstante lo anterior, las negociaciones con los tenedores de estos certificados y con el resto de los acreedores de Su Casita continúan encaminadas a lograr un acuerdo consensual para reestructurar financieramente a la empresa”, según ha señalado la entidad en su comunicado.

Tras este impago, podría ser sólo cuestión de tiempo que la sofom tuviese que acogerse a Concurso Mercantil en caso de que sus acreedores decidan no continuar con estas negociaciones. Con ello, la entidad evitaría ser demandada o incluso embargada en caso de que sus inversores y acreedores decidieran ejercer sus derechos de garantía de pago.

De hecho, The Bank of New York, que representa a los tenedores de ‘Casita 06’, señaló en un comunicado consecutivo al informe de Su Casita que “la falta de pago acelera el vencimiento de los instrumentos”, por lo que podría exigir el pago de inmediato.

Su Casita había convocado la semana pasada una Asamblea en la que pretendía negociar nuevos plazos de pago y cuyo calendario de amortizaciones iniciaría en enero de 2011. Sin embargo, no se logró el quórum requerido para lograr tal autorización, (que debía ser del 75%), lo que abría la posibilidad de impago.

Tras el impago, Fitch Ratings ha decidido por segunda vez en una semana rebajar la calificación de Su Casita. Lo mismo ha hecho Moody’s que decidió rebajar su calificación de la hipotecaria, y avisó de que podría haber nuevos recortes si se confirmaba el impago, como así ha sucedido. La otra gran agencia, Stanard & Poor’s, ya rebajó hace unos días su calificación. En lo que va de año, le ha recortado cuatro veces.

Según Moody’s Investors Service, la ‘sofom’ tiene una liquidez débil aunque suficiente para cubrir sus pasivos hasta el primer trimestre de 2011, “aunque una cosa es tener la capacidad de pagar y la otra es tener la voluntad de hacerlo”, tal y como destaca Philip Kibel, analista de la calificadora.

Moody’s bajó el rating de la deuda de Su Casita de ‘Caa2’ a ‘Ca’ ante el plan de reestructura de pasivos anunciado el pasado 4 de octubre por 8.737 millones de pesos (501 millones de euros), de los cuáles 23% son de corto plazo y el 77% de largo plazo. Esta propuesta incluía una mezcla de pago en efectivo, deuda garantizada con activos no operativos y capital.

Moody’s amenaza además con más rebajas. “Habrá que ver cuál sería la calificación una vez que empiecen a reestructurar la deuda o a no pagar, entonces habrá que analizar si la calificación “es de ‘Ca’ o más baja”, avisa la agencia.

Su Casita le debe además a la Sociedad Hipotecaria Federal 20.000 millones de pesos (1.146 millones de euros) y otros 5.000 millones de pesos (287 millones de euros) a bancos nacionales y extranjeros. Sin embargo, esa deuda, según señalo recientemente Javier Gavito, director general del banco de desarrollo, tiene garantía.

Las fuentes consultadas por Americaeconomica.com muestran su confianza en que Su Casita logre salir adelante, ya que al Gobierno de Calderón no le convendría una quiebra en un momento en que la economía mexicana, una de las más afectadas por la crisis, comienza a levantar cabeza. Su Casita es la hipotecaria mexicana no dependiente de un banco mayor del país.

Su Casita está presidida por José Manuel Agudo Roldán desde 1989. Este arquitecto de profesión, que también ha estado vinculado al gigante bancario estadounidense Citi a través de su filial en México (Banamex), ha desempeñado algunos cargos públicos (miembro del Consejo Nacional de Vivienda y tesorero del Centro Impulsor de la Habitación y la Construcción).

Caja Madrid es el mayor accionista de Su Casita, con un 40% del total, pero no interviene en la gestión de la entidad, en manos de sus socios mexicanos. La caja madrileña, en pleno proceso de integración con Bancaja y otras entidades de menor tamaño, ya tenía prevista la venta de esta participación desde la llegada de Rodrigo Rato a la presidencia, aunque la operación quedó en suspenso ante la falta de ofertas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA