Calderón y los jubilados

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El pago de las pensiones de jubilación de los empleados de Pemex, podría poner en apuros a la petrolera mexicana. Según ha declarado el presidente de México, Felipe Calderón, el mayor problema para la viabilidad de la empresa es el constante incremento en los pagos de estos complementos salariales. El pago de las pensiones de jubilación de los empleados de Pemex, podría poner en apuros a la petrolera mexicana. Según ha declarado el presidente de México, Felipe Calderón, el mayor problema para la viabilidad de la empresa es el constante incremento en los pagos de estos complementos salariales.

Calderón ha observado las cuentas de la compañía y ve que no cuadran. En 2011, Pemex ingresó 111.392 millones de dólares (84.391 millones de euros) de los cuales 62.615 (47.437 millones de euros) se destinaron al pago de impuestos y derechos, lo que dejó una pérdida neta de 1.700 millones de dólares (1.288 millones de euros).

El presidente se queja porque los costes laborales y especialmente el dinero destinado a las pensiones, crece más rápido que lo que lo están haciendo los activos de la empresa. Felipe Calderón estima que gracias a las reformas del sector energético, la industria petrolera nacional es más eficiente, rentable y competitiva

Para afrontar esta situación, el mandatario latinoamericano ha señalado que su gobierno apuesta por tener una solución creativa para garantizar que se respeten los derechos de todos los trabajadores de Pemex y crear un nuevo régimen de pensiones y jubilaciones.

Lo cual puede poner en riesgo esta compañía estatal, que cumple 74 en manos del estado mexicano. Estas palabras han sido realizadas con motivo de este aniversario de la Expropiación de la Industria petrolera en el puerto de Coatzacoalcos. En el acto se inauguró además un complejo petroquímico que permitirá reducir las importaciones de crudo en más de 1.000 millones de dólares (757 millones de euros) al año.

En los últimos días, el opositor Francisco Rojas, el líder del partido PRI en la Cámara de Diputados, ha dicho que el Gobierno mexicano ha despilfarrado unos 134.900 millones de dólares (102.202 millones de euros) de los excedentes petroleros en las ultimas dos administraciones. Rojas ha señalado que Calderón está acabando con la gallina de los huevos de oro.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA