Ya hay acuerdo…

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Congreso de EEUU aprueba el TLC con Colombia. Después de seis años estancado, por fin se ha dado luz verde al Tratado de Libre Comercio (TLC) entre EEUU y Colombia. El Congreso estadounidense confirma su aprobación definitiva a un pacto comercial que abrirá gran parte de los mercados colombianos a los productos del país presidido por Obama sin muchos de los aranceles que existen en la actualidad.

El Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes de EEUU ha aprobado el TLC con Colombia, y también el de Panamá, en la que ha sido la primera votación inicial sobre los acuerdos comerciales.

El registro oficial de la votación se llevará a cabo después de que la comisión termine su discusión sobre un tercer tratado, con Corea del Sur, el más extenso de los tres que se han sometido a debate.

Antes de iniciar la audiencia, el presidente del Comité, el republicano Dave Camp, destacó que los tres pactos comerciales tienen el potencial de crear y sustentar 250.000 empleos en EEUU y sumarían más de 10.000 millones de dólares (7.565 millones de euros) al PIB (Producto Interior Bruto) del país.

Tras esta votación inicial, está previsto que los pactos lleguen al pleno de la cámara Baja el próxima semana, y posteriormente al Senado. Ante las reglas de la «vía rápida», el Congreso tiene un plazo de 90 días para someter a votación los acuerdos comerciales.

Como ya apuntó hace unos meses Hillary Clinton, la secretaria estadounidense, las trabas que se pusieron en el trámite eran transitorias y normales para este tipo de procesos, pero prometió que este año se suscribiría el tratado, y así ha sido.

El TLC abrirá gran parte de los mercados colombianos a los productos estadounidenses sin muchos de los aranceles que existen en la actualidad. El 80% de las exportaciones estadounidenses al país sudamericano estarán libre de impuestos, y los aranceles restantes desaparecerán durante los próximos 10 años.

Más de la mitad de las exportaciones agrícolas estadounidenses a Colombia también quedarán libre de impuestos, y casi todos los aranceles desaparecerán en 15 años.

El Gobierno del ex presidente George Bush negoció el acuerdo comercial con Colombia, que ambos países firmaron en noviembre de 2006. Pero los demócratas, que ganaron el control del Congreso en las elecciones del mismo mes, rebatieron fuertemente el pacto.

Sus argumentos fueron que el entonces presidente colombiano Álvaro Uribe no había tomado medidas suficientemente intensas para proteger los derechos de los trabajadores y evitar los asesinatos de líderes sindicales por parte de paramilitares y otros grupos de derecha.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA