Ya es oficial. El capital privado entrará en Pemex

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras 12 horas de discusiones, el Senado mexicano ha aprobado (en lo general) la apertura de la industria de los hidrocarburos a la inversión privada (nacional y extranjera). De ello se hace eco la sección dedicada a América Latina de El País. Tras 12 horas de discusiones, el Senado mexicano ha aprobado (en lo general) la apertura de la industria de los hidrocarburos a la inversión privada (nacional y extranjera). De ello se hace eco la sección dedicada a América Latina de El País.

En concreto, como señala el diario del Grupo Prisa, fueron el Partido Revolucionario Institucional (PRI, partido gobernante y al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto), el Partido Verde y el Partido de Acción Nacional (PAN) los que pusieron fin a la controversia con 95 votos a favor y 28 en contra.

Con varios momentos de tensión, la sesión se saldó con una reforma de tres artículos de la Constitución, lo que no sentó nada bien a la izquierda, que nunca ha estado de acuerdo con esta posibilidad. De hecho, los legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) acusaron que se “privatiza” la industria y señalaron como “traidores a la patria” a quienes aprobaron la reforma energética.

Dentro de las modificaciones, se destaca que el petróleo seguirá siendo propiedad de la nación y el margen de dos años que da a las empresas públicas descentralizadas, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para convertirse en lo que han denominado “empresas productivas del Estado”.

Además, le ley crea también el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, una gran bolsa para gestionar las ganancias de Pemex.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA