Un consorcio de empresas de Brasil, EEUU y Canadá construirá el nuevo aeropuerto de Quito

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consorcio Quiport, formado por las compañías canadienses Aecon y Airport Development, la estadounidense HAS y la brasileña Andrade Gutierrez Concessoes, será el encargado de construir el nuevo aeropuerto en la capital de Ecuador. El acuerdo, suscrito entre el alcalde de Quito, Augusto Barrera, y el presidente de Quiport, Philippe Baril, ha contado con la presencia del presidente del Gobierno, Rafael Correa, como avalista. Los analistas consideran que acuerdos de este tipo pueden generar mayor confianza de los inversores extranjeros en Ecuador. El consorcio Quiport, formado por las compañías canadienses Aecon y Airport Development, la estadounidense HAS y la brasileña Andrade Gutierrez Concessoes, será el encargado de construir el nuevo aeropuerto en la capital de Ecuador. El acuerdo, suscrito entre el alcalde de Quito, Augusto Barrera, y el presidente de Quiport, Philippe Baril, ha contado con la presencia del presidente del Gobierno, Rafael Correa, como avalista. Los analistas consideran que acuerdos de este tipo pueden generar mayor confianza de los inversores extranjeros en Ecuador.

Según el alcalde de Quito, Augusto Barrera, la alianza otorgará amplias ventajas para la ciudad ya que recibirá unos 878 millones de dólares en los próximos 30 años, que es el tiempo de vigencia que tiene el acuerdo, que servirán para invertir en el desarrollo de la ciudad.

Barrera ha asegurado en los medios locales, que de esta manera se crea un nuevo tipo de relación contractual entre el municipio de Quito y Quiport para continuar con la ejecución de las obras en el aeropuerto, que según las estimaciones concluirán en noviembre del próximo año.

Philippe Baril, presidente y director de Quiport, ha asegurado durante la presentación del acuerdo que “la solución de los temas pendientes en torno a la concesión de Quiport ha demostrado la confianza de los inversores y bancos de desarrollo para realizar en Ecuador grandes proyectos, que sol pueden ser viables cuando existe un ambiente de estabilidad y confianza a largo plazo”.

La nueva terminal se construirá a unos 30 kilómetros de Quito, y sustituirá al actual aeropuerto “Mariscal Sucre”, situado en una zona muy poblada de la ciudad, lo que ha provocado una serie de accidentes como la caída de aviones sobre casas y edificios.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA