Piñera intenta calmar la rebelión de los democristianos chilenos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha aprobado un cambio en la ley electoral, tras una demanda para cambiarla de sus socios en el parlamento, una parte de los democristianos chilenos. Con esta medida, en la que intenta acallar las voces rebeldes de los partidos de la democracia cristiana, con su socios de Democracia Cristiana (DC), junto a los opositores de Renovación Nacional (RN), Piñera ha creado la inscripción automática en el censo electoral y el voto voluntario. El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha aprobado un cambio en la ley electoral, tras una demanda para cambiarla de sus socios en el parlamento, una parte de los democristianos chilenos. Con esta medida, en la que intenta acallar las voces rebeldes de los partidos de la democracia cristiana, con su socios de Democracia Cristiana (DC), junto a los opositores de Renovación Nacional (RN), Piñera ha creado la inscripción automática en el censo electoral y el voto voluntario.

Piñera promulga una ley que no le quita poder como reclamaron los democristianos, pero que cambia el panorama electoral de Chile. La principal característica de esta norma, será que el registro civil pasará los datos de los chilenos al registro electoral de manera automática. Además, al inscribir a todo el censo, desaparecen las fuertes sanciones económicas y por tanto la obligatoriedad, que tenían aquellos chilenos que decidían abstenerse.

Esta medida de Piñera, cambiará totalmente el mapa político del país. Aumentará un tercio de los votantes de Chile, con 4,5 millones de electores potenciales más. Según algunos analistas, este cambio en la ley electoral, podría excluir a los jóvenes de clase más baja de los urnas, ya que ellos se sienten lejos de la política y sus decisiones.

Todavía queda por ver qué opinan los democristianos de esta reforma electoral, mucho menos intensa y profunda que la que reclamaban desde sus posiciones. Si no estuvieran satisfechos con estas medidas, podrían causar problemas en la gobernabilidad del país andino.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA