México y Brasil se apuntan al Mila

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Mercado Integrado LatinoAmericano (Mila), que conforman las bolsas de Colombia, Perú y Chile, está recibiendo importantes inversiones de capitales provenientes tanto de Brasil como de México. El Mercado Integrado LatinoAmericano (Mila), que conforman las bolsas de Colombia, Perú y Chile, está recibiendo importantes inversiones de capitales provenientes tanto de Brasil como de México.

El próximo 30 de mayo se cumplirá el primer aniversario de la creación de esta unión regional de los mercados de valores, que está viendo cómo están entrando en Mila, capitales de los gigantes latinoparlantes, aunque el volumen del movimiento todavía no tiene una gran relevancia global.

Para algunos especialistas de la zona, los dos grandes del continente no anglosajones están ‘coqueteando’ con los colombianos, peruanos y chilenos, por las buenas expectativas que hay en esas economías

Según analistas consultados por AméricaEconómica.com el banco brasileño Itaú BBA podría adquirir alguna firma de brokers de las que actualmente gestionan en ese mercado multilatino. Además de Itaú, muchos de los gestores bursátiles de Mila, estarán controlados por extranjeros en cinco años, según diversas fuentes del sector.

Una de las claves que opinan los gestores de fondos de la zona de Mila, es que se aumente la información entre países. De momento, las dificultades de divisas, tributos y operativas, están lastrando esta unión bursátil.

Sin embargo, comienza a ser dar sur frutos. Las empresas chilenas están invirtiendo en masa en Colombia, tanto en las aerolíneas, como en las compañías dedicadas al mercado minorista.

En los corrillos financieros de la región de Mila, se cree que están experimentando un fenómeno similar a Brasil en los años 90. Se espera que como allí ocurrió, desaparezcan importantes pequeñas empresas de gestión ‘familiar’ que serán adquiridas por las grandes transnacionales.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA