Los empresarios venezolanos viajan a Colombia para adquirir dólares

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ante la falta de dólares en Venezuela, que provoca que las empresas se vean impedidas de reponer material o maquinaria entre otras cosas, los empresarios del país se ven obligados a viajar a Colombia, donde el cambio a la moneda estadounidense es legal. La proliferación de casas de cambio en localidades fronterizas como Cucuta, dan buena cuenta de que la necesidad de dólares no está siendo cubierta por el Cadivi. Ante la falta de dólares en Venezuela, que provoca que las empresas se vean impedidas de reponer material o maquinaria entre otras cosas, los empresarios del país se ven obligados a viajar a Colombia, donde el cambio a la moneda estadounidense es legal. La proliferación de casas de cambio en localidades fronterizas como Cucuta, dan buena cuenta de que la necesidad de dólares no está siendo cubierta por el Cadivi.

Según publica la agencia de noticias Bloomberg, propiedad de Michael Bloombreg, aclade de Nueva York, las dificultades para adquirir dólares en Venezuela es muy límitada, y su control por parte del Gobierno está provocando una necesidad creciente de los mismos en el páis. Es lo que le ocurre a Gustavo Posse, deuño de una clínica dental, que debe pagar el equipo médico importado desde EEUU y no ha logrado los dólares necesarios del Estado.

“La forma más fácil de dólares en estos días consiste en recorrer 403 -millas de Valencia, en el centro de Venezuela, a Cúcuta en Colombia” asegura el empresario de 58 años, que asegura haberle pedido al gobierno de Venezuela la venta de dólares obteniendo el no como respuesta.»Tengo que cambiar el dinero aquí porque en Venezuela no está permitido», dijo Posse en una entrevista en su hotel en Cúcuta, «puedo solicitar dólares oficiales para mi negocio, pero nunca lo aprueban.»

Las casas de cambio en ciudades fronterizas como Cúcuta de Colombia se han convertido en el único «mercado líquido» en el comercio de bolívares por dólares después que el presidente Hugo Chávez prohibiera el comercio de divisas en mayo del pasado año y los bancos deben utilizar un mercado estatal, dijo Ricardo Hausmann, director del Centro de para el Desarrollo Internacional en la Universidad de Harvard.

«Es una situación desesperada para las empresas, especialmente en Venezuela donde todo se importa», dijo Juan Pablo Fuentes, economista estadounidense Latina de Moody’s Analytics en Filadelfia. «Estos controles de divisas son como un juego. El gobierno espera estar cerca de usted y usted está siempre en busca de encontrar la salida», aseguró.

Para gente como Posse, la salida es Cúcuta, una ciudad de 560.000, donde Simón Bolívar formó un congreso en 1821 que trataba de unificar América del Sur como un estado después de su liberación del dominio español. Posse dijo que va a Cúcuta a pesar de que sólo recibe la mitad de los dólares por sus bolívares de lo que se supone que vale, basado en la tasa de cambio oficial de Chávez.

En Cucuta, ofrecían hoy una tasa de 8,30 bolívares por dólarl, de acuerdo con Javier Trillo, un consultor financiero al Comprador y Vendedor de Divisas Italcambios Cúcuta. La empresa no está relacionada con sede en Caracas CA Organizacion Italcambio. Por su parte, el gobierno venezolano ofrece 4,3 bolívares por dólar y el sistema de bancos centrales ofrece 5,3 bolívares por dólar. Comerciar en cualquier otro ámbito de cambio en el país es ilegal. Sin embargo, alrededor del 11% de las importaciones se llevan a cabo utilizando un mercado negro, según Alejandro Grisanti, de Barclays Capital.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA