Las Bolsas latinoamericanas se desmarcan de una nueva jornada negra en los mercados

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los parqués latinoamericanos están respondiendo con serenidad a la nueva jornada de histeria que se ha vivido hoy en las bolsas europeas. El Ibex35 madrileño cerraba con una pérdida del 5,49%, arrastrado por las turbulencias que han vuelto a sacudir al Dow Jones neoyorkino, que se ha movido en negativo durante toda la jornada. Mientras tanto, a esta hora, las plazas de Brasil, Chile o México registran una tendencia similar, pero alejada de los excesos europeos. Los parqués latinoamericanos están respondiendo con serenidad a la nueva jornada de histeria que se ha vivido hoy en las bolsas europeas. El Ibex35 madrileño cerraba con una pérdida del 5,49%, arrastrado por las turbulencias que han vuelto a sacudir al Dow Jones neoyorkino, que se ha movido en negativo durante toda la jornada. Mientras tanto, a esta hora, las plazas de Brasil, Chile o México registran una tendencia similar, pero alejada de los excesos europeos.

Los calificativos se agotan para definir lo que ocurre en los mercados. La especulación está fuera de control y los rumores se suceden, desde la posible pérdida de la triple A de Francia, hasta problemas de liquidez de Société Générale y reuniones de urgencia entre los presidentes de los bancos galos y Nicolas Sarkozy. Con este trasfondo, las Bolsas de uno y otro lado del Atlántico han vuelto a hundirse. El Ibex 35 se ha dejado un 5,5% y ha perdido los 8.000 puntos.

El Cac se ha desplomado un 5,24%, mientras que el Next 150 (la versión francesa del mercado continuo español) ha cerrado la sesión con una caída histórica del 11,22%. La Bolsa italiana ha caído un 6%, la alemana más de un 5% y la británica, la menos afectada, un 3%.

Así reaccionaron los parqués europeos a los retrocesos del 3% de los principales indicadores de Wall Street, que borraban al cierre de esta edición las ganancias de ayer. Por el contrario, las bolsas latinoamericanas no se han dejado llevar, al menos no de la misma manera, por esta locura. Al cierre de esta edición, el Merval argentino es el único que cae por encima del 2% (2,56).

Después de vivir el “lunes negro”, en el que la Bolsa de Valores de Sao Paulo en Brasil caía, arrastrada por la debacle mundial de los mercados, un 8,8%, el índice IPC de la Bolsa Mexicana de Valores reportó un descenso de 5,88%, el IPSA de Chile fue de -6,92% y el Merval de Buenos Aires, el que más caía, de dejaba un 10,7% en la primera jornada de la semana, ayer se producía el efecto contrario y todas cerraban con subidas.

Hoy, con el Dow Jones oscilando entre el 3% y el 4%, todo hace indicar que las perdidas serán menores a las del parqué neoyorkino. A esta hora, el iBovespa brasileño cae un 1,11% al igual que el IPC mexicano, mientras que el Merval pierde un 2,50% y el IPSA de Santiago de Chile gana un 0,33%.

A diferencia de lo ocurrido con las bolsas europeas, que han creído a pies juntillas en los rumores que un gestor de hedge funds afincado en Suiza calificaba para Aemricaeconomica.com “mentira”, los parqués latinoamericanos han preferido hacer caso a S&P, Moody’s y Fitch, que no tardaron en salir al paso de la rumorología para reiterar la matrícula de honor de la deuda francesa, pero ello no ha impedido que las apuestas bajistas hayan vuelto a proliferar. Sin embargo, el inversor admite que ahora mismo se gana dinero con posiciones a corto.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA