La prensa chavista denuncia una conspiración de Slim para que Capriles le regale la primera teleco estatal venezolana

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La prensa chavista ha denunciado una conspiración protagonizada por el candidato a la presidencia venezolana, Henrique Capriles y el multimillonario Carlos, con la que el primero consiguiría votos y el segundo podría hacerse con la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV). La prensa chavista ha denunciado una conspiración protagonizada por el candidato a la presidencia venezolana, Henrique Capriles y el multimillonario Carlos, con la que el primero consiguiría votos y el segundo podría hacerse con la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV).

El periodista Ernesto Villegas ha señalado, según la Agencia Venezolana de Noticias, que en los últimos días ha habido una campaña de llamadas telefónica provenientes desde la empresa telefónica mexicana Telmex, de Carlos Slim, con dos vertientes: “una de llamadas abiertas para botar por algún candidato y otra de comunicaciones que llegan de madrugada y son una contrapropaganda para generar rechazo por Hugo Chávez”.

En la televisión, el director del diario Cidad CCS presentó una grabación en la que se comprueba que las llamadas las realizan personas con acento mexicana a altas horas de la madrugada para indagar sobre el proceso electoral del país.

Por otro lado, el sitio www.nacimientorevolucionario.blogspot.com ha señalado que trabajadores del Sindicato de Telefonistas de México han denunciado que desde las instalaciones de Telmex se están realizando llamadas a Venezuela. Según estas personas, que no han querido identificarse, se envían mensajes grabados de voz que buscan imitar la voz de Chávez y “cuyo objetivo es crear zozobra y rechazo”.

Fueron precisamente estos trabajadores los que denunciaron la alianza entre Capriles y Slim. Además, según la prensa venezolana, Slim estuvo a punto de comprar la CANTV, operadora telefónica que estaba en manos de Verizon, de capital estadounidense, aunque la venta fue impedida por el Gobierno de Chávez, que la nacionalizó.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA