La Olimpiada de Río refuerza al real brasileño

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La concesión de los Juegos Olimpicos a Brasil refuerza la confianza de los inversores en el país. Por todo esto el Fondo Monetario Internacional ha advertido al Gobierno de Brasil que debe comenzar a recortar el gasto público, porque la rápida recuperación del país podría atraer una cantidad desmesurada de capital extranjero y elevar aún más la cotización del real, que la semana pasada subió un 0,5% respecto al dólar. La concesión de los Juegos Olimpicos a Brasil refuerza la confianza de los inversores en el país. Por todo esto el Fondo Monetario Internacional ha advertido al Gobierno de Brasil que debe comenzar a recortar el gasto público, porque la rápida recuperación del país podría atraer una cantidad desmesurada de capital extranjero y elevar aún más la cotización del real, que la semana pasada subió un 0,5% respecto al dólar.

El real brasileño avanzaba tras conseguir Río de Janeiro salir elegida para celebrar los Juegos Olímpicos de 2016. La divisa subió la semana pasada un 0,5% respecto al dólar por la esperada entrada de recursos en el país y en línea con la depreciación del billete verde a escala internacional. El real cerró el pasado viernes en un tipo de cambio de 1,777 unidades por cada moneda estadounidense.

Los expertos consideran que la celebración de los Juegos supondrá un fuerte sustento para la mayor economía de Latinoamérica, con una inversión de más de 51.100 millones de dólares y la creación de más de 120.000 puestos de trabajo hasta que se celebre la cita olímpica, según un estudio de la escuela empresarial de Sao Paulo para el Ministerio de Deportes.

Río de Janeiro fue elegida el pasado viernes por el Comité Olímpico Internacional (COI) para organizar los Juegos Olímpicos de 2016, tras superar en las votaciones a Madrid, Chicago y Tokio.

Mientras, el FMI ha recomendado al Ejecutivo de Lula da Silva que retire parte de su programa de estímulo. El organismo ha indicado que mientras otros países aún se debaten para escapar de la crisis financiera internacional, el desafío de Brasil en estos momentos es buscar cómo gestionar la abundancia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA