La española Faes Farma repunta en la Bolsa de Madrid gracias a su filial mexicana

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Faes Farma vuelve a reclamar un puesto en las carteras de inversión en Bolsa española. Después de haber pasado casi inadvertido para muchos en la reciente remontada de los valores más cíclicos del parqué, uno de sus valores refugio apunta con fuerza al alza y busca los 3,00 euros por acción apoyado Faes Farma vuelve a reclamar un puesto en las carteras de inversión en Bolsa española. Después de haber pasado casi inadvertido para muchos en la reciente remontada de los valores más cíclicos del parqué, uno de sus valores refugio apunta con fuerza al alza y busca los 3,00 euros por acción apoyado en nuevos negocios en el pujante México.

Con una revalorización acumulada del 3,5%, la gráfica de cotización de Faes Farma sigue sin dar señales de agotamiento según los analistas que más de cerca siguen su evolución. Más bien lo contrario, señalan algunos, gracias a su reciente alianza con Senosiaín, el primer laboratorio farmacéutico de México. Si desde hace 15 años la firma azteca ya figuraba como licenciataria de la hisdrosmina desarollada por la compañía española, ahora ambas se han embarcado en la creación de una joint-venture que promete potenciar el negocio de ambas en uno de los mercados más florecientes de América Latina, especialmente en lo que se refiere al consumo de fármacos.

Desde los cuarteles de Faes Farma no han dudado en calificar este proyecto como una “oportunidad valiosa” que le permite unir fuerzas con “el mejor socio posible” en México bajo su nueva marca, MIT Farma. De una parte, la española llevará sus medicamentos al país latinoamericano y, de la otra, su socio local aportará su amplio conocimiento de la región que le ha valido ser el quinto laboratorio del país, incluidas las grandes multinacionales que en él operan.

Como no podía ser de otra manera, uno de los abanderados del nuevo proyecto será el fármaco estrella de Faes: la bilastina, que se comercializará con una segunda marca en México distinta de la que ya ofrece en virtud de otros acuerdos la estadounidense Pfizer. Un fármaco al que se dará acceso potencial a una población de 1110 millones de habitantes con un mercado farmacéutico que hoy por hoy es equiparable a un 75% de todo el mercado español “pero que, a diferencia de éste, se encuentra en claro crecimiento”, comenta la compañía al justificar su nueva apuesta al otro lado del Atlántico.

Con este nuevo impulso a su presencia en Latinoamérica, Faes Farma se hace fuerte en una región que desde hace tiempo ha marcado como objetivo primordial de su expansión internacional y que ya le ha reportado más de una alegría tanto en facturación como en Bola. Ahora, sus acciones ponen rumbo a la cota de los 3,00 euros por acción que no visita desde hace justo ahora tres años; ya que fue en octubre de 2010 cuando su gráfica los tocó por última vez.

Los analistas técnicos ven solidez en la sostenida remontada de la compañía y esperan que poco a poco pueda batir algunas resistencias intermedias menos sólidas para enfrentarse definitivamente con una cota que, a decir verdad, es incapaz de sostener con holgura desde mayo del año 2010. Por fundamentales, un beneficio de 12,7 millones de euros en el primer semestre, mejorando en un 36,4% lo cosechado el ejercicio anterior, sostiene el optimismo de un mercado que en su gran mayoría aconseja mantener a la farmacéutica en cartera.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA