Iberdrola se apoya en Brasil para elevar un 16% su beneficio

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La eléctrica española Iberdrola ha incrementado su beneficio en el primer trimestre del año un 16%, hasta obtener unas ganancias de 921,7 millones de euros, gracias a la positiva evolución de sus negocios en Brasil y al aumento de la producción de energías renovables. La eléctrica española Iberdrola ha incrementado su beneficio en el primer trimestre del año un 16%, hasta obtener unas ganancias de 921,7 millones de euros, gracias a la positiva evolución de sus negocios en Brasil y al aumento de la producción de energías renovables.

El beneficio operativo bruto en Latinoamérica ascendió a 225,8 millones (+20,2%), cifra que representa el 10% del Ebitda de Iberdrola en el periodo de referencia. Esta mejora ha sido posible por el incremento del 8,5% de la demanda y la mejora del tipo de cambio en Brasil. Gracias a una potencia instalada de 5.555 MW, la compañía generó 9.534 millones de kWh (+7,2%) en el subcontinente, el 22,4% de toda la producción del grupo. Además, la energía distribuida alcanzó los 8.193 millones de kWh (+7,2%), el 15,3% del total.

La mayor producción y eficiencia compensaron la evolución negativa de los precios y permitieron a la empresa incrementar todos su márgenes: un 11,6% el Ebitda (2.178 millones), un 7,8% el Ebit (1.536 millones); un 9,2% el margen bruto (3.224,5 millones); un 0,6% las ventas (7.688 millones de euros); un 10,6% el beneficio neto recurrente (847,6 millones), y un 17,1% el flujo de caja operativo (1.491,7 millones).

Los negocios regulados y renovables aportaron el 59% del resultado operativo total del grupo en el primer trimestre, “caracterizado por la positiva evolución del negocio tradicional en España, Renovables y Brasil”. Por actividades destacó el crecimiento del Ebitda de Renovables, que subió un 30,4%. La gestión de Iberdrola en el primer trimestre del año pretendió consolidar la situación financiera del grupo, con el fin de preservar la solidez. Así, a cierre del 31 de marzo, ya cuenta con una situación de liquidez “cómoda” (7.800 millones de euros). Además, la eléctrica que preside Ignacio Galán ha reducido su ratio de apalancamiento en el periodo, pasando del 52,2% al final del primer trimestre de 2009 al 45,6% actual, y ha rebajado en 2.100 millones de euros la deuda neta ajustada, que se sitúa en 29.094 millones (25.310 millones de euros si se excluye el déficit de tarifa).

Pese a estos buenos resultados, las acciones de la eléctrica retrocedieron un 2,5%, en línea con el Ibex 35, en medio de los temores a que sea España el siguiente país en la lista al que S&P recorte su rating. “La rebaja en la calificación soberana obviamente tiene un efecto sobre las empresas que operan en estos países”, dijo Galán en un encuentro con los analistas, y agregó que la compañía posee el 60% de su negocio fuera de España. Los CDS de Iberdrola son, no obstante, 80 puntos básicos inferiores a los de la deuda española, que alcanzan los 225 puntos básicos.

En cuanto a Gas Natural Fenosa, la compañía ha batido las previsiones de los analistas al mejorar un 9,4% su beneficio del primer trimestre del año, hasta los 386 millones de euros, gracias a la consolidación de los resultados de Unión Fenosa, que empezó a contabilizarse desde el 30 de abril del año pasado. Su beneficio se situó por encima de los 352 millones que anticiparon los expertos consultados por la agencia Reuters. Los beneficios se han visto favorecidos también por el inicio de la recuperación de la demanda energética en España, de manera que el crecimiento de los resultados provenientes de las actividades reguladas, así como “la eficiencia conseguida en la gestión de la cartera global de comercialización de energía, permitieron mantener los resultados operativos proforma en niveles similares a los del año anterior”, según señala la compañía en una nota de prensa.

Respecto al negocio por regiones destacó el Ebitda de la distribución de gas en Latinoamérica, que alcanzó los 131 millones de euros, cifra que supuso un aumento del 20,2%, respecto al mismo periodo del año anterior, favorecido por la evolución de las monedas locales en Brasil y Colombia que se revaluaron el 8,2% y 17%, respectivamente. La aportación de ambos países representó el 75,4% del total del Ebitda de la actividad de distribución de gas en Latinoamérica.

El beneficio bruto operativo de la distribución de electricidad en la región, que incluye la actividad regulada de distribución de electricidad en Colombia, Guatemala, Nicaragua y Panamá creció un 19,2% respecto al mismo periodo del año 2009, y alcanzó los 87 millones de euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA