Humala hace un guiño a los empresarios peruanos en su peor momento de popularidad

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En un momento en el que el presidente electo de Perú, Ollanta Humala, no cuenta con el favor del pueblo, sí ha obtenido el del los empresarios peruanos al anunciar que va a mantener a Julio Velarde como presidente del Banco Central de Reserva (BCR). El Índice General de la Bolsa de Valores de Lima (BVL), cerró con una subida del 4,62%, su mayor alza en seis semanas, impulsada por la confianza de los inversores ante el anuncio del nacionalista. En un momento en el que el presidente electo de Perú, Ollanta Humala, no cuenta con el favor del pueblo, sí ha obtenido el del los empresarios peruanos al anunciar que va a mantener a Julio Velarde como presidente del Banco Central de Reserva (BCR). El Índice General de la Bolsa de Valores de Lima (BVL), cerró con una subida del 4,62%, su mayor alza en seis semanas, impulsada por la confianza de los inversores ante el anuncio del nacionalista.

Aparentemente, los mercados reaccionaron de manera animada después de que el mandatario peruano anunciara su intención de mantener a Julio Velarde al frente del BCR. Humala ha conseguido, en un momento delicado por su polémica familiar, el respaldo del empresariado peruano. La permanencia de Velarde en el cargo es muy significativa para este sector, dado que la función del BCR es la de controlar la inflación mediante la estabilización monetaria.

La economía de Perú lleva más de un década en continuo crecimiento, una tendencia que los peruanos no querrían perder. El líder de Gana Perú sabe que la tarea más difícil que se le presenta en su cargo como presidente del país será la de mantener estable la economía. Una cruz que lleva soportando horas después de haber ganado las presidenciales.

A partir de ese momento, los analistas peruanos comenzaron un largo debate sobre cómo Humala lograría equilibrar el crecimiento económico con su amplio programa de promesas electorales, especialmente para los más pobres. Y ése también ha sido el eje central de las discusiones y conflictos internos en el marco de la conformación del gabinete.

El político nacionalista Ollanta Humala no se podía imaginar la que le iba a caer nueve días antes de asumir el Gobierno de Perú. La popularidad del líder de Gana Perú ha caído 29 puntos por el controvertido viaje de su hermano Alexis a Rusia, donde habría llevado a cabo acuerdos comerciales. En estos momentos, el presidente electo sólo cuenta con el 41% de la aprobación de los peruanos, según el último sondeo realizado por la consultora Ipsos Apoyo. Los resultados obtenidos contrastan con los de hace un mes, cuando gozaba de una alta aprobación del 70%.

El mandatario, que el pasado domingo se enfrentó a los medios para dar explicaciones del polémico viaje, se ha mostrado molesto por la intromisión de su hermano menor Alexis en la gestión de su mandato. Éste se reunió con autoridades y empresarios rusos como representante de Gana Perú, cuando, según Humala, no tenía autorización para realizar esa visita.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA