Hugo Chávez estrecha lazos con Rusia, a la que Venezuela comprará 4.000 millones de dólares en armas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente venezolano, Hugo Chávez, continúa con su plan de modernización del Ejercito, al que, según anunció, dedicará una media de 4.300 millones de dólares (3.300 millones de euros) anuales hasta 2013. Rusia y China, ante la prohibición de EEUU a los países a los que suministra tecnología militar de vender armamento a Venezuela, se han convertido en sus principales aliados. El país gobernado por Medvédev colabora además en la puesta en marcha de plantas de energía nuclear en Venezuela. El presidente venezolano, Hugo Chávez, continúa con su plan de modernización del Ejercito, al que, según anunció, dedicará una media de 4.300 millones de dólares (3.300 millones de euros) anuales hasta 2013. Rusia y China, ante la prohibición de EEUU a los países a los que suministra tecnología militar de vender armamento a Venezuela, se han convertido en sus principales aliados. El país gobernado por Medvédev colabora además en la puesta en marcha de plantas de energía nuclear en Venezuela.

Chávez anunció esta semana la concesión, por parte de Rusia, de un crédito de 4.000 millones de dólares (3.000 millones de euros) para la compra de armamento a ese país. Según ha trascendido, el dinero irá destinado a la adquisición de 24 cazas , 34 helicópteros, 10 helicópteros de combate tipo MI-35i y 3 helicópteros de transporte pesado tipo MI-26T, además de 100.000 fusiles de asalto.

A finales de 2006, el presidente venezolano anunció la puesta en marcha de un ambicioso plan para invertir un total de 30.000 millones de dólares hasta 2013 para pertrechar a sus Fuerzas Armadas. Respondía de esta manera, según declaraba él mismo, al rearme que se estaba produciendo en sus países limítrofes, Colombia principalmente, y en EEUU, “el imperio”. Venezuela aceptó en 2009 financiamiento ruso por 2.200 millones de dólares (1.684 millones de euros) para la compra de 92 tanques y un sistema de misiles de asalto S-300.

Sin embargo, los datos de gasto militar han sido publicados desmienten los anunciado por Chávez. Según publica SIPRI en su página web, el dinero que Venezuela ocupa en la compra de armamento se redujo en 2008 un 24,8% con respecto a 2007. El país gobernado por Hugo Chávez apenas dedica el 1,4% de su PIB a este área, lo que representó un gasto de 3.254 millones de dólares (2.492 millones de euros) en 2009. El crédito concedido por Rusia representa la retoma de esta pretensión armamentística.

Pero Rusia, que va a asesorar al Gobierno de Chávez en la puesta en marcha de centrales nucleares con objetivos civiles, no es único país del que saldrán nuevas armas para Venezuela. El Gobierno informó esta semana que prevé comprar a China una flota de aviones de transporte mediano Y-8, con capacidad de trasladar 88 pasajeros o 20 toneladas de carga, para repotenciar su fuerza aérea.

El país gobernado por Medvédev, que mantiene una dura disputa con EEUU por la puesta en marcha de un cinturón de mísiles en Europa por parte de la OTAN, y China, principal competidora de EEUU en el ámbito económico y con un política de no ingerencia, parecen haberse convertido en los principales aliados, por la importancia política de ambos países, para el Gobierno chavista.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA