El precio de los alimentos se mantiene estable en Bolivia

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

El precio de los alimentos se mantiene estable en Bolivia, con la excepción de las patatas y las cebollas, las primeras tienen a subir y las segundas a bajar. Aunque la carne de vacuno y pollo, el azúcar, el arroz y el tomate no variaron sus precios desde el pasado mes de octubre. El precio de los alimentos se mantiene estable en Bolivia, con la excepción de las patatas y las cebollas, las primeras tienen a subir y las segundas a bajar. Aunque la carne de vacuno y pollo, el azúcar, el arroz y el tomate no variaron sus precios desde el pasado mes de octubre.

La patata, por su parte, ha aumentado su precio debido a que la cosecha del altiplano tiene lugar en los meses de abril, mayo y junio. Los expertos vaticinan que el precio del tubérculo seguirá avanzando hasta final de año.

De esta manera, la patata conocida como Huaycha (harinosa, sabrosa y con corteza rojiza) cuesta entre 34 y 45 bolivianos la onza. La cebolla grande vale 40 bolivianos, lo que supone una tendencia descendente, porque hace un mes podía llegar a valer 80.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA