El Gobierno de México, satisfecho por la decisión de Obama de impugnar la Ley de Inmigración de Arizona

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de México, a través de un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), ha expresado su satisfacción por la decisión del presidente de los EEUU, Barack Obama, de impugnar la Ley de Inmigración de Arizona, que afectaría en gran medida los derechos civiles y humanos de miles de mexicanos residentes en la zona. El Gobierno de México, a través de un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), ha expresado su satisfacción por la decisión del presidente de los EEUU, Barack Obama de impugnar la llamada Ley de Arizona, que afectaría en gran medida los derechos civiles y humanos de miles de mexicanos residentes en la zona.

Esta decisión del Ejecutivo estadounidense se suma de este modo a las acciones presentadas en contra de la Ley SB1070 (verdadero nombre del controvertido texto), entre las que se incluyen la demanda presentada por distintas organizaciones civiles apoyadas por el Ejecutivo mexicano.

En el comunicado de la SRE también se señala que los mandatarios mexicanos reiteran su reconocimiento al derecho soberano de todos los países para adoptar leyes y políticas públicas que deban aplicarse en su territorio, pero lo que no pueden permitir es que se tome una medida que afecta a los derechos civiles y humanos de miles de mexicanos, ya que se ven en la obligación de proteger los derechos y la dignidad de sus compatriotas.

Un portavoz del Fondo Mexicano – Estadounidense de Defensa Legal y Educación (Maldef) ha explicado a los medios locales que está medida lanza a los ciudadanos de Arizona en una espiral de temor, desconfianza en las comunidades, creciente criminalidad y litigios costosos, que repercutirán en todo el territorio de EEUU

La nueva Ley de Inmigración de Arizona autoriza a los cuerpos de policía de este estado a detener, interrogar y exigir documentos a todas aquellas personas de las que los agentes tengan razones para sospechar que son inmigrantes indocumentados.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA