El éxito de la huelga minera de Conga, otro golpe para Humala

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los peores temores del presidente de Perú, Ollanta Humala, se han cumplido. Finalmente el departamento peruano de Cajamarca está totalmente paralizado debido a una huelga cívica de duración indefinida convocada por el Frente de Defensa Ambiental de la ciudad, contra el proyecto minero Conga. Esto supone un duro golpe para el líder peruano que ha visto como en las últimas semanas su popularidad ha descendido. Los peores temores del presidente de Perú, Ollanta Humala, se han cumplido. Finalmente el departamento peruano de Cajamarca está totalmente paralizado debido a una huelga cívica de duración indefinida convocada por el Frente de Defensa Ambiental de la ciudad, contra el proyecto minero Conga. Esto supone un duro golpe para el líder peruano que ha visto como en las últimas semanas su popularidad ha descendido.

Este jueves las calles de Cajamarca han amanecido desiertas, con los comercios cerrados, el transporte restringido, las clases suspendidas y con cerca de 800 policías custodiando la zona para evitar posibles altercados.

La huelga tiene el propósito de paralizar el proyecto de Conga, de la minera Yanacocha, en Cajamarca, ya que según los campesinos del lugar esta explotación afectará de forma negativa a sus comunidades, ya que desaparecerían importantes fuentes de agua, un bien utilizado para regar sus cosechas. En concreto se secarían cuatro lagunas, bajo las cuales hay oro y cobre.

El presidente peruano ya explicó, al respecto, que su Gobierno quería continuar con este proyecto, ya que una vez anunciado el aval para Conga, hecho que se produjo, el Estado de derecho impide cancelarlo. Además gracias a los impuestos que se obtendrán de este se podrán financiar las reformas sociales.

Pero esta huelga no ha sido el único problema con el que ha tenido que lidiar Humala, ya que los enredos familiares también están amargando su presidencia. Uno de sus hermanos, Antauro, está en la cárcel por intentar dar un Golpe de Estado; su padre, Isaac Humala, le ha acusado de haber cambiado radicalmente su postura con respecto a la política minera del país; y su prima Liliana ha sido acusada de utilizar sus influencias dentro de la Policía.

Fuera del ámbito familiar, hay que añadir el supuesto caso de corrupción del vicepresidente Omar Chehade y las acusaciones del fujimorismo que acusan a Humala de falta de liderazgo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA