Brasil mantendrá las importaciones del gas natural boliviano

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La compañía estatal Petrobras ha querido callar los rumores sobre una posible reducción de las importaciones de gas natural procedentes de Bolivia. Fuentes de la compañía han asegurado en la prensa local que el gas natural boliviano siempre será importante para Brasil, ya que se prevé que el país triplique su demanda en los próximos cuatro años. Los últimos descubrimientos de gas en Brasil realizados por la petrolera OGX, propiedad del multimillonario Eike Batista, llevaron a los analistas a augurar un descenso de las importaciones procedentes de Bolivia. La compañía estatal Petrobras ha querido callar los rumores sobre una posible reducción de las importaciones de gas natural procedentes de Bolivia. Fuentes de la compañía han asegurado en la prensa local que el gas natural boliviano siempre será importante para Brasil, ya que se prevé que el país triplique su demanda en los próximos cuatro años. Los últimos descubrimientos de gas en Brasil realizados por la petrolera OGX, propiedad del multimillonario Eike Batista, llevaron a los analistas a augurar un descenso de las importaciones procedentes de Bolivia.

Según ha publicado el diario boliviano La Razón, el gerente ejecutivo de Petrobras Internacional para América Latina, José Carlos Villar, ha indicado que se prevé que la demanda de gas en Brasil pase de los actuales 46 millones de metros cúbicos diarios a los 130 millones hasta el año 2014.

Villar ha asegurado que estas cifras hacen prever que Brasil siga comprando gas en Bolivia después de 2019, cuando concluya el contrato de compra de gas suscrito entre ambos países. «La demanda continuará creciendo, entonces el gas de Bolivia siempre será importante para nosotros», aseguró Villar en la prensa.

El último descubrimiento de gas en Brasil, anunciado el pasado 12 de agosto por la compañía OGX, propiedad de Eike Batista, alberga unas reservas de entre 10 y 15 millones de metros cúbicos de gas, prácticamente la mitad de los que Brasil importa de Bolivia.

El contrato entre Bolivia y Brasil establece un envío mínimo de 24 millones de metros cúbicos diarios de gas y un máximo de 31 millones.

En 2009 hubo preocupación en Bolivia por las oscilaciones que registró la demanda brasileña de gas, que incluso llegó a caer hasta los 21 millones de metros cúbicos diarios, causando un descenso en la producción interna del energético y de combustibles líquidos.

Según aseguraron el viernes pasado fuentes de la estatal YPFB, Bolivia invertirá hasta el año 2015 más de 4.100 millones de dólares (unos 3.225 millones de euros), con aporte estatal y de firmas extranjeras, para el desarrollo de campos de gas natural y para garantizar sus exportaciones a Brasil y Argentina.

Respecto a Brasil se tiene prevista una inversión asociada que contempla participaciones estatales y privadas de 787 millones de dólares (619 millones de euros), mientras que con Argentina la cifra alcanza los 3.395 millones de dólares (2.670 millones de euros).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA