Barclays Capital cuestiona la nueva emisión de Bonos Soberanos 2026 de Venezuela

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La agencia de calificación Fitch acaba de otorgar a la nueva emisión de Bonos Soberanos de Venezuela, con vencimiento en 2026, una nota de B+. Los 3.000 millones de dólares, con un cupón del 11,75%, son una inversión más que atractiva. Sin embargo, Barclays Capital no acaba de entender la emisión. No es el momento, asegura la entidad. La agencia de calificación Fitch acaba de otorgar a la nueva emisión de Bonos Soberanos de Venezuela, con vencimiento en 2026, una nota de B+. Los 3.000 millones de dólares, con un cupón del 11,75%, son una inversión más que atractiva. Sin embargo, Barclays Capital no acaba de entender la emisión. No es el momento, asegura la entidad.

La fama de buen pagador del Gobierno de Hugo Chávez, ha facilitado que la calificadora estadounidense haya dado una nota similar a los Bonos 2026 que a la deuda soberana del país. Pese al riego que supone la incertidumbre política, por la enfermedad del mandatario pero también por las elecciones inciertas del próximo año, parece que Fitch no ha visto excesivos problemas para que Venezuela pueda devolver a sus acreedores lo solicitado.

En lo que va de año, según Barclays Capital, con las emisiones realizadas por la República y la petrolera estatal venezolana, PDVSA, el montante total de lo colocado en el mercado ascendería a 15.000 millones de dólares. Con esta nueva emisión de 3.000 millones, Venezuela completaría su cupo de endeudamiento fijado para 2011. El banco de inversiones recuerda que, a estas alturas, Venezuela ha superado las emisiones realizadas por el resto de países latinoamericanos.

Barclays Capital se pregunta el motivo que puede haber llevado al Gobierno chavista a emitir en una situación de incertidumbre como el actual, que ha devenido en un deterioro del mercado internacional. Como consecuencia de este contexto, los Bonos 2026 han sido emitidos con descuento, algo que desde el banco de inversión no se ve con claridad, ya que recuerda que el sistema financiero nacional todavía parece tener la capacidad de absorber la emisión en moneda local.

La entidad financiera considera que el “frenesí” de emisiones no ha terminado. Señala que el Gobierno ha pedido prestado cerca de 71.000 millones bolívares fuertes (12.031 millones de euros) y tienen permitido 99.000 millones bolívares fuertes (16.776 millones de euros) por Ley de Endeudamiento. Con estos datos en la mano, la nueva operación confirma que el Gobierno está planeando un gran aumento en el gasto público antes de las elecciones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA