Alierta, convencido de que Portugal Telecom aceptará la “impecable oferta” de Telefónica por Vivo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Telefónica, César Alierta, está convencido de que Portugal Telecom aceptará su “impecable oferta” por Vivo. Así lo manifestó en la junta general de accionistas de la compañía celebrada en Madrid, en la que también repasó los últimos hitos logrados por la operadora española, entre ellos, el haberse convertido este año en líder mundial en rentabilidad por dividendo. El presidente de Telefónica, César Alierta, está convencido de que Portugal Telecom aceptará su “impecable oferta” por Vivo. Así lo manifestó en la junta general de accionistas celebrada hoy en Madrid, en la que también repasó los últimos hitos logrados por la operadora española, entre ellos, el haberse convertido este año en el líder mundial en rentabilidad por dividendo.

Telefónica ha mejorado su oferta para hacerse con el control de Vivo y está dispuesta a pagar un 14% más, 6.500 millones de euros, por el 50% que aún no posee en la operadora brasileña y que ostenta Portugal Telecom. El consejo de la lusa ha cedido finalmente y está dispuesto a consultar la OPA con sus accionistas.

Más del 60% del capital de PT está formado por bancos de inversión y fondos internacionales, más preocupados por conseguir rentabilidad a corto plazo que por las perspectivas de futuro de la compañía portuguesa. El mercado cree que dichos accionistas son partidarios de aceptar la oferta de Telefónica, que supone una prima cercana al 180% sobre la cotización media de Vivo durante el mes previo a la oferta inicial.

Brasil es uno de los principales mercados de la compañía española. “Telefónica es de lejos el primer operador que vio el potencial de este país. Cuando los demás se iban nosotros elevamos nuestras inversiones”, manifestó Alierta, quien añadió: “Somos profundamente ‘brasileiros’”.

En un hecho relevante, el grupo que preside César Alierta asegura que cuenta con fondos suficientes y líneas de crédito para completar esta operación y afirmó que la oferta expirará el 30 de junio, plazo que está dispuesta a ampliar en el caso de que PT mostrara interés y decidiera someterla a su junta de accionistas.

Las casas de análisis se han apresurado en ofrecer opiniones sobre el incremento de la oferta. “Telefónica ha hecho una oferta que Protugal Telecom no podrá rechazar”, asegura Berstein. Según ING, Telefónica «ha mejorado sustancialmente las posibilidades de la transacción». Deutsche Bank también cree que PT aceptarán. «Es la mejor opción posible», afirma el banco alemán en una nota a sus clientes.

Telefónica se ha convertido en 2010 en el líder del ranking de rentabilidad por dividendo entre las 50 mayores empresas del mundo por capitalización bursátil. Así lo indicó hoy su presidente, César Alierta, en un discurso escrito, con motivo de la junta general de la compañía. Ya en 2009, los accionistas de la operadora disfrutaron de una rentabilidad total del 29,5%, la mayor tasa entre sus iguales de Europa y EEUU. Este año, la operadora repartirá 1,40 euros por acción, es decir, un 21,7% más que el ejercicio anterior.

Además, tiene el compromiso de abonar un mínimo de 1,75 euros por título en 2012. Unos objetivos “muy ambiciosos”, según reconoció Alierta, pero que demuestran “nuestra elevada confianza en las posibilidades” de la compañía. “Telefónica crece de forma sostenida y eficiente, cumple de forma reiterada sus compromisos, mantiene un sólido músculo financiero, cuenta con el compromiso difícilmente replicable de todos su profesionales, al tiempo que actúa para impulsar el desarrollo en las sociedades donde opera”, explicó. Alierta también expuso en su discurso un futuro lleno de posibilidades para el sector y para la propia empresa.

En este sentido, subrayó el relevante papel que jugarán las TIC en la recuperación económica que se vislumbra este año y reiteró su compromiso de convertir a Telefónica “en la mejor compañía global de comunicaciones del mundo digital”. Para ello, explicó, los objetivos inmediatos del grupo pasan por el desarrollo de aplicaciones y nuevos negocios, el despliegue masivo de la banda ancha móvil y las mejoras necesarias en las redes fijas.

Un año más, y con este ya van tres, Alierta no realizó la tradicional exposición previa a la presentación de cuentas y se limitó a respetar el requisito legal y contestar a la preguntas de los accionistas, tal vez para evitar los habituales incidentes protagonizados por los sindicatos. Sin embargo, en la junta de este año, el presidente de Telefónica se presentó más elocuente que en anteriores ediciones, y no dudó en responder a todas las cuestiones de los accionistas, incluidos los representantes sindicales.

Con un cierto tono de humor, Alierta recordó a AST, una escisión radical de CCOO, que ninguna de sus cuestiones formaba parte del orden del día, y le recomendó que en lugar de exponer sus inquietudes en las juntas de accionistas lo haga en otros momentos. “Todas las mañanas sobre las 11.00 horas voy a la cafetería de nuestro edificio en Las Tablas para tomar un café, acercaos a mí allí y contarme vuestros problemas, en lugar de molestar a los accionistas”, explicó el presidente de la mayor compañía española, quien aseguró también en el turno de réplica que él suele coger el metro y el autobús para “conocer la realidad social”, algo que habían puesto en duda alguno de los accionistas que intervino en la junta.

Tampoco dudó en extenderse para recordar que la compañía es la única en su sector en todo el mundo que se atreve a ofrecer un rango de crecimiento de ingresos y de Ebitda, “y siempre lo cumplimos”. Para este año, el grupo espera incrementar su margen bruto de explotación entre un 1% y un 3%.

La junta aprobó todos los acuerdos propuestos hoy por el consejo de administración. Así, entre otros aspectos, además de aprobar las cuentas anuales y el informe de gestión de Telefónica, la junta autorizó a la compañía a adquirir acciones propias y a emitir bonos y participaciones preferentes por un importe no superior a 25.000 millones de euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA