Alí Rodríguez deja la puerta abierta a una devaluación del bolívar

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Finanzas de Venezuela, Alí Rodríguez, ha dejado por primera vez la puerta abierta a una posible devaluación del bolívar, al reconocer que esta es una iniciativa que se ha estudiado en el seno del Gobierno de Hugo Chávez. Los expertos consultados por Americaeconomica.com aseguran que esta sería la única opción para que el Banco Central del país, presidido por Nelson Merentes, consiga su objetivo de reducir el diferencial entre el tipo de cambio oficial y el paralelo al 60%, frente al 156% en el que se encuentra en la actualidad. Sin embargo, advierten de los riesgos inflacionistas que implicaría la medida. El ministro de Finanzas de Venezuela, Alí Rodríguez, ha dejado por primera vez la puerta abierta a una posible devaluación del bolívar, al reconocer que esta es una iniciativa que se ha estudiado en el seno del Gobierno de Hugo Chávez. Los expertos consultados por Americaeconomica.com aseguran que esta sería la única opción para que el Banco Central del país, presidido por Nelson Merentes, consiga su objetivo de reducir el diferencial entre el tipo de cambio oficial y el paralelo al 60%, frente al 156% en el que se encuentra en la actualidad. Sin embargo, advierten de los riesgos inflacionistas que implicaría la medida.

Según los analistas de la firma Ecoanalítica, Venezuela podría cerrar este 2009 con una inflación cercana al 30%, la más elevada de toda la región. Estos analistas aseguran que la balanza de pagos del país refleja cómo sólo durante el primer semestre, un 49% de las importaciones se hicieron a través de este mercado y por tanto, su incidencia sobre la inflación es notoria.

Para contenerlo, el Gobierno ha seguido una estrategia de endeudamiento con grandes emisiones de bonos en dólares, pero pagaderos en bolívares para que los inversores pudieran revenderlos luego en el exterior y así obtener dólares a un precio más bajo.

En sólo un mes Pdvsa y el Ministerio de Finanzas colocaron en el mercado papeles por unos 8.000 millones de dólares, y parece que la cifra podría alcanzar los 15.000 antes de que finalice el año. Según aseguraba un grupo de operadores al diario local El Universal, “esta deuda ha inflado la oferta más allá de lo conveniente y el precio al que los títulos se revenden en el exterior ha descendido fuertemente”.

Otro factor a considerar en las próximas semanas será la nueva reforma a la Ley del Banco Central, que podría hacer que el organismo monetario pueda fabricar bolívares para comprar bonos a Pdvsa, alimentando el poder de gasto del Gobierno y la cantidad de billetes que se desplazarán a la búsqueda de dólares.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA