A tres bandas…

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Alejandro Toledo da su apoyo a Humala después de reunirse con la estadounidense Hillary Clinton. Las dificultades que atraviesa Ollanta Humala, candidato nacionalista de izquierdas, en las encuestas, son de sobra conocidas. Las últimas hablan de que su desventaja con respecto a Keiko Fujimori, de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, es de entre cinco y siete puntos. Pero ahora, a falta de pocas semanas para que los peruanos acudan a las urnas, Alejandro Toledo, líder de Perú Posible, le ha dado su apoyo “sin ambigüedades”. Muchos recuerdan las amistades políticas del ex presidente en EEUU y nadie olvida que el pasado día 19, mantuvo un encuentro con Hillary Clinton, Secretaria de Estado del gigante norteamericano.

Son conjeturas, pero resulta curioso ver como en el peor momento para Humala, cuando apenas faltan dos semanas para las elecciones peruanas y con las encuestas dándole la espalda, Alejandro Toledo ha salido a la palestra para darle su respaldo. De ideología marcadamente de derechas, el líder de Perú Posible se cuenta entre los líderes latinoamericanos próximos a José María Aznar, ex presidente español, o de Rupert Murdoch, el magnate estadounidense los medios de comunicación. Estaría, por lo tanto, a kilómetros luz de tener vínculos claros con la política propuesta por Humala.

Sin embargo, su apoyo ha sido, según sus propias palabras, “sin ambigüedades”, sin matices. Hay quien recuerda, con la pretensión de intentar explicar la situación creada, que Alberto Fujimori, padre de Keiko, la candidata que se juega la presidencia contra Humala, no tuvo nunca una relación fluida con el partido demócrata estadounidense. La probable liberación del patriarca familiar, que en la actualidad se encuentra en la cárcel por delitos contra los derechos humanos, no sería un gesto bien visto por la diplomacia estadounidense. Y esa liberación, si Keiko logra vencer la segunda vuelta, se va a producir.

Estos mismos observadores comentan que Toledo, que se ha mantenido en silencio desde que finalizara la primera vuelta de las elecciones y que reside en Washington buena parte del año, era el candidato preferido de la administración Obama. Ante la perspectiva de ver a Keiko en la presidencia, esos sectores de la diplomacia estadounidense, de la mano de Hillary Clinton, habría sugerido al ex presidente peruano que era el momento de entrar en acción.

Al parecer, la petición se habría fraguado en un encuentro que, si bien no ha tenido demasiado recorrido en los medios de comunicación, habla de la pretensión de EEUU de recuperar el ascendente sobre los países latinoamericanos que han perdido en favor de China. La Secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, se reunió el pasado 19 de mayo con seis ex presidentes (Ernesto Zedillo, Cesar Gaviria, Francisco Flores, Martín Torrijos y Fernando Enrique Cardoso) entre los que se encontraba Toledo.

La situación es, cuanto menos, curiosa. Humala, quien ha sido atacado por parte del principal grupo de medios de comunicación de Perú, la que domina la familia Miró Quesada y que integra entre otros el diario Comercio, ha sido tachado de aliado de Chávez. El presidente venezolano es uno de los enemigos confesos de EEUU. Sin embargo, Chávez no se ha pronunciado ni a favor ni en contra de la candidatura de Gana Perú. Hay quien dice que porque no quiere “gafarla”.

Podría suceder que, lejos de lo que se viene diciendo, Chávez no sea el verdadero soporte de Humala. Podría suceder que EEUU haya visto en el candidato de Gana Perú un mandatario que le facilite el mantenimiento de sus intereses en el país andino. Podría suceder incluso que el propio Humala haya solicitado su apoyo a Toledo ante la mala situación en las encuestas. Podría suceder que Toledo, que cuenta con relaciones privilegiadas en Washington, haya decidido dársela a cambio de algo. ¿Quién sabe? De momento son solo conjeturas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA