americaeconomica.com

Año nuevo, vida nueva

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil
viernes 09 de enero de 2015, 01:00h
Año nuevo, vida nueva
El Gobierno de Brasil ha anunciado el que será el primer ajuste dentro de su plan para recuperarse de la crisis. En concreto, se trata de un recorte de 22.700 millones de reales (en torno a 8.400 millones de dólares) en el presupuesto de 2015.
El Gobierno de Brasil ha anunciado el que será el primer ajuste dentro de su plan para recuperarse de la crisis. En concreto, se trata de un recorte de 22.700 millones de reales (en torno a 8.400 millones de dólares) en el presupuesto de 2015.



Esta primera piedra para la recuperación económica pretende equilibrar unas cuentas públicas que están en números rojos y que se ensambla dentro del plan prometido por la mandataria para recuperar la confianza y el bienestar en el país que preside.



La reducción del presupuesto se ha hecho oficial el jueves día 9 de enero mediante un decreto publicado en el Diario Oficial y afectará a los que se conocen como gastos discrecionales, que implican viajes, y otros asuntos considerados no obligatorios.



De este modo lo recoge el diario América Economía, que señala también que la decisión se ha tomado antes de que el Congreso, que se encuentra en receso hasta el 1 de febrero, apruebe el presupuesto nacional propuesto por el Ejecutivo de Dilma Rousseff para el año que acabamos de empezar que incluye gastos que alcanzan aproximadamente los 1.059 millones de dólares.



Aunque, todo apunta a que habrá un recorte de en torno a 26.000 millones de dólares, lo que viene a ser un 1,1% de Producto Interior Bruto (PIB) previsto para este año.



Lo que se pretende con este recorte es equilibrar las cuentas públicas durante el primer año del nuevo mandato de la presidente reelecta que comenzó el pasado uno de enero.



Rousseff ha insistido en la necesidad de hacer diversos cambios para que la economía mejore. Aunque este sea el primero oficial, empezó a notarse su decisión cuando nombró a Joaquim Levy ministro de Economía.



Según datos oficiales, el sector público de Brasil ha cumulado en los primeros once meses del año pasado un déficit fiscal primario de unos 7.274 millones de dólares, lo que supone el el mayor saldo negativo para ese período desde el año 2002.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios