Trato hecho

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La XXXIX Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) finaliza con la consecución de importantes acuerdos comerciales entre los que destaca la firma de su código aduanero (CAM), que supondrá una mayor integración dentro del bloque formado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, con plenos derechos dentro de la organización. La XXXIX Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) finaliza con la consecución de importantes acuerdos comerciales entre los que destaca la firma de su código aduanero (CAM), que supondrá una mayor integración dentro del bloque formado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, con plenos derechos dentro de la organización.

Este código aduanero supone poner fin a las negociaciones que desde hace más de seis años se estaban efectuando entre los miembros de Mercosur. Esta entidad, que es la mayor productora de alimentos del mundo, tiene como países asociados a Chile, Colombia, Perú y Ecuador y dos más en proceso de integración como son Venezuela y Bolivia además de los territorios de pleno derecho anteriormente comentados.

Mercosur ha tenido durante su recorrido muy poca estabilidad por culpa de los grandes parones y enfrentamientos comerciales entre sus miembros . Los mandatarios latinoamericanos que forman parte de este grupo, esperan que a través de este código aduanero, con más de 200 artículos (según el diario El País), se produzca un nuevo impulso en la economía y relaciones de la zona. El CAM establece una serie de normas comunes para todos los países que forman parte de Mercosur en materia de operaciones comerciales.

Otro avance comercial, marcado como importante por los dirigentes de los países latinoamericanos, ha sido la aprobación de un acuerdo para la eliminación del doble cobro del arancel externo común (AEC), el cual no se había podido aplicar a lo largo de estos últimos año por los problemas que planteaban los países más pequeños (Paraguay y Uruguay).

En el documento firmado por los líderes políticos pertenecientes al Mercosur se establece una primera etapa, que tendrá efecto a partir de enero de 2012, será eliminado el doble cobro del AEC “sobre todos los bienes importados desde extrazona que cumplan con la Política Arancelaria Común y que no sufran transformación”.

A estos dos acuerdos hay que añadir otro que busca reducir la brecha económica que existe entre las dos mayores economías del bloque, como son Argentina y Brasil, y las dos menores, Uruguay y Paraguay.

Para ello los líderes de Mercosur han aprobado fondos que llegan a los 794 millones de dólares (603 millones de euros) para la realización de proyectos los cuales estarán financiados por el Fondo de Convergencia Económica (FOCEM), perteneciente a Mercosur, para obras de infraestructura, saneamiento e interconexión energética y vial.

En cuanto a la implantación del Sistema Único de Compensación de pagos Regionales (sucre), los asistentes a la Cumbre han acordado avanzar en su implementación. El sucre es una moneda virtual que busca iniciar un camino propio para Latinoamérica que independice a la región del poder casi omnipotente dólar estadounidense.

El posible uso del sucre como unidad monetaria fue aprobado en un tratado suscrito por Bolivia, Cuba, Ecuador, Honduras, Nicaragua y Venezuela (los cuales forman parte de la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba)), en el que se establece a este sistema como unidad de cuenta común para realizar transacciones comerciales entre ellos. Los Bancos centrales de Venezuela y de Ecuador han establecido un tipo de cambio de 1,24 dólares estadounidenses (0,98 euros) por cada sucre.

Palestina también se ha visto beneficiada por la Cumbre ya que Mercosur ha alcanzado un acuerdo por el que se comenzará a negociar un convenio comercial con este país durante los próximos seis meses, y no es el único ya que Egipto ha firmado con este organismo latinoamericano un Tratado de Libre Comercio que beneficiará a los dos territorios, según palabras de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández.

Ahora sólo que por esperar que todo lo acordado o planteado dentro de esta cumbre no se quede en ‘papel mojado’ y realmente sirva para se los países latinoamericanos consigan una verdadera integración.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA