Tímida apertura

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El diario oficial del Partido comunista Cubano, Granma, ha informado que el Gobierno de la Isla permitirá los trabajadores por cuenta propia publicitarse en la denominada ‘Páginas Amarillas’. «Con el objetivo de ofrecer a la población mayor información de contacto sobre los servicios del sector privado, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA) oferta la inclusión del segmento de trabajadores por cuenta propia en las llamadas Páginas Amarillas del Directorio Telefónico», afirmaba el Granma el jueves 8 de noviembre.

De esta forma, el ejecutivo de Raúl Castro permitirá a los trabajadores ‘privados’ registrarse en el directorio telefónico estatal en la edición del próximo año para promocionar y anunciar sus trabajos de cafeterías, restaurantes y peluquerías.

El diario cubano, recoge unas declaraciones de Patricia Soler, funcionaria de ETECSA quien aclara que «el proceso de inserción consta de dos etapas. En la primera se publicarán inicialmente dos secciones en las Páginas Amarillas: una con la información de las entidades y otra con las categorías referentes a los productos y servicios que ofertan los trabajadores por cuenta propia».

Hasta el próximo 23 de diciembre los ‘cuentapropista’ podrán apuntarse a esta opción y pagar 10 pesos cubanos (aproximadamente unos 7,50 euros) en concepto de la inscripción. Según Soler, también podrán “contratar espacios publicitarios que incluyan fotos e imágenes de diferentes tamaños hasta llenar una página completa”, una modalidad hasta ahora prohibida en la mayor de las Antillas.

Esta nueva reforma entra dentro del último goteo de ‘minireformas’ llevadas a cabo por el Ejecutivo de Raúl Castro. A principio de noviembre, el Gobierno anunció la desaparición del mítico Ministerio de Azúcar. Posteriormente, a este anuncio se unieron: el levantamiento parcial de las restricciones a los movimientos de población hacia La Habana; la sustituirá en el 2012 la empresa estatal Correos de Cuba por un grupo empresarial privado; la posibilidad de abrir créditos y otros servicios bancarios para impulsar los negocios privados, así como la eliminación de intermediario en la cadena de suministros a las empresas turísticas.

Un goteo de pequeñas reformas que ha tenido lugar en los dos últimos meses, y que parece no haber convencido a los cubanos, ya que el último estudio de la organización estadounidense International Republican Institute (IRI), señala que el 70% de los ciudadanos de la mayor de las Antillas se muestran escépticos ante los nuevos cambios anunciados por el Ejecutivo del país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA