Pemex y las elecciones

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El futuro de la petrolera estatal mexicana dependerá en gran medida de los resultados de las elecciones presidenciales del domingo, y de quien se siente en la presidencia de México después de Felipe Calderón. Además, la petrolera podría estar en problemas en 2025. Según un documento del que se ha hecho eco la prensa mexicana y que ha realizado la propia compañía, los principales yacimientos de la empresa podrían estar llegando a su límite. El futuro de la petrolera estatal mexicana dependerá en gran medida de los resultados de las elecciones presidenciales del domingo, y de quien se siente en la presidencia de México después de Felipe Calderón. Además, la petrolera podría estar en problemas en 2025. Según un documento del que se ha hecho eco la prensa mexicana y que ha realizado la propia compañía, los principales yacimientos de la empresa podrían estar llegando a su límite.

En el informe puede leerse que de aquí a 14 años, uno de los activos de la petrolera, Ku-Maloob-Zaap (KMZ), que tiene un promedio de 843.000 barriles al día, alcanzará su pico en 2016, con 998.000 barriles al día, pero que luego deberá enfrentarse a un declive de 284.000 barriles en 2025.

Mientras que el yacimiento que en 2004 llegó a producir más de dos millones de barriles diarios y que fue capaz de dar solidez a las finanzas del país durante años, Cantarell, este año aportará 519.000 y para 2025, esta cifra probablemente caiga hasta los 203.000.

Por su parte, y a pesar de las inversiones millonarias, Chincontepec no terminará de despegar. Según las estimaciones de Pemex, para 2025 alcanzará una producción de apenas 382.000 barriles diarios.

Para salvar los yacimientos de aquí a 13 años, según la petrolera mexicana, Chicontepec recibirá una inyección de más de 324.720 millones de pesos, mientras que Ku-Maloob-Zaap necesitará 294.000 y Cantarell 293.000, lo que supone una inversión total de 618.720 millones de pesos.

Además, se acaban de conocer las intenciones de la compañía para establecer en La Coruña (España), una planta en el puerto exterior de la ciudad gallega para mezclar su crudo con el de Oriente Medio.

Según publican medios españoles, esta planta para mezclar el crudo americano con el de los países árabes, serviría para compensar que sus hidrocarburos son más pesados que los sacados en los otros yacimientos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA