Pasito a paso

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Casi la totalidad de las empresas peruanas, en concreto el 90%, son de tipo familiar y generan el 75% del Producto Interior Bruto (PIB) del país. Así lo ha comentado un reciente estudio de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC). Casi la totalidad de las empresas peruanas, en concreto el 90%, son de tipo familiar y generan el 75% del Producto Interior Bruto (PIB) del país. Así lo ha comentado un reciente estudio de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC).

El informe titulado “Visión y necesidades de las empresas familiares en Perú” comentaba que la mitad de las empresas familiares piensan en profesionalizarse, mientras que el 30% posee un protocolo familiar y solo un 10% posee un plan estratégico.

El presidente de la Asociación de Empresas Familiares (AEF), Samuel Dyer Ampudia, ha asegurado que son las que tiran de la economía del país y las que generan la mayor parte de los empleos en Perú. Precisamente desarrolló hace unos días la asociación un seminario sobre este tipo de compañías.

Según comentaron, uno de los principales problemas de las empresas familiares tiene que ver con que suelen cerrar el negocio con la llegada de la segunda generación, pues los fundadores no han preparado a sus sucesores para ello.

Dyer ha comentado que “a veces los padres mueren y no preparan a sus hijos en el manejo de la empresa y, en otros casos, no parece haber justicia por parte de los herederos que no están conformes con el reparto de las acciones”.

Por ello, ha aconsejado, es necesario que las empresas desarrollen planes a largo plazo y que la gestión de la empresa esté en manos de personal altamente calificado. “Cada grupo familiar debe saber cómo quiere verse en el futuro, nosotros somos inversores y nos preparamos para todo tipo de negocio”, señaló.

Por su parte, el presidente del directorio de Agrícola Don Ricardo, Ricardo Briceño, comentó que la empresa familiar tiene muchas preocupaciones por culpa de nombrar sustitutos. Además habló de las barreras a la hora de acceder al crédito.

“El coste del crédito que solicitan desde su informalidad hace que sea de gran riesgo, por ello el Estado debe acompañar a las empresas”, señaló.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA