País Tropical

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Antonio Brufau, presidente de Repsol YPF, ha asegurado que la compañía va destinar un total de 10.600 millones de euros para inversiones en Brasil y que entre sus planes se encuentra la posibilidad de incorporar nuevos socios o salir a Bolsa en Brasil. Otra gran compañía española, la eléctrica Iberdrola, también ha sabido aprovechar sus negocios en el país latinoamericano, y ha incrementado su beneficio en el primer trimestre del año un 16%, hasta obtener unas ganancias de 921,7 millones de euros, gracias a la positiva evolución de sus negocios brasileños. Antonio Brufau, presidente de Repsol YPF, ha asegurado que la compañía va destinar un total de 10.600 millones de euros para inversiones en Brasil y que entre sus planes se encuentra la posibilidad de incorporar nuevos socios o salir a Bolsa en Brasil. Otra gran compañía española, la eléctrica Iberdrola, también ha sabido aprovechar sus negocios en el país latinoamericano, y ha incrementado su beneficio en el primer trimestre del año un 16%, hasta obtener unas ganancias de 921,7 millones de euros, gracias a la positiva evolución de sus negocios brasileños.

El beneficio operativo bruto en Latinoamérica de Iberdrola ascendió a 225,8 millones (+20,2%), cifra que representa el 10% del Ebitda de Iberdrola en el periodo de referencia. Esta mejora ha sido posible por el incremento del 8,5% de la demanda y la mejora del tipo de cambio en Brasil. Gracias a una potencia instalada de 5.555 MW, la compañía generó 9.534 millones de kWh (+7,2%) en el subcontinente, el 22,4% de toda la producción del grupo. Además, la energía distribuida alcanzó los 8.193 millones de kWh (+7,2%), el 15,3% del total.

La mayor producción y eficiencia compensaron la evolución negativa de los precios y permitieron a la empresa incrementar todos su márgenes: un 11,6% el Ebitda (2.178 millones), un 7,8% el Ebit (1.536 millones); un 9,2% el margen bruto (3.224,5 millones); un 0,6% las ventas (7.688 millones de euros); un 10,6% el beneficio neto recurrente (847,6 millones), y un 17,1% el flujo de caja operativo (1.491,7 millones).

Los negocios regulados y renovables aportaron el 59% del resultado operativo total del grupo en el primer trimestre, “caracterizado por la positiva evolución del negocio tradicional en España, Renovables y Brasil”. Por actividades destacó el crecimiento del Ebitda de Renovables, que subió un 30,4%. La gestión de Iberdrola en el primer trimestre del año pretendió consolidar la situación financiera del grupo, con el fin de preservar la solidez. Así, a cierre del 31 de marzo, ya cuenta con una situación de liquidez “cómoda” (7.800 millones de euros). Además, la eléctrica que preside Ignacio Galán ha reducido su ratio de apalancamiento en el periodo, pasando del 52,2% al final del primer trimestre de 2009 al 45,6% actual, y ha rebajado en 2.100 millones de euros la deuda neta ajustada, que se sitúa en 29.094 millones (25.310 millones de euros si se excluye el déficit de tarifa).

Brasil también es un mercado importante para Repsol YPF, ya que el país recibirá el grueso de las inversiones de Repsol en los próximos años. El presidente de la compañía, Antonio Brufau, ha asegurado hoy en rueda de prensa que el grupo destinará hasta 2014 unos 3.790 millones de euros para explotar las reservas halladas hasta la fecha en el país latinoamericano. A partir de este año, las inversiones previstas podrían alcanzar los 6.800 millones de euros.

Para financiar estos proyectos, la petrolera española estudia incorporar nuevos socios o salir a Bolsa en Brasil, u otros mercados como el estadounidense. En este sentido, el presidente de la compañía aseguró que el requisito imprescindible será que Repsol mantenga el control mayoritario de la compañía. Además, admitió que están a la espera del resultado de la IPO de Petrobras para decidir si agilizan el proceso.

El consejo de Repsol aprobó ayer los nuevos proyectos e inversiones que enmarcarán la estrategia de la compañía hasta 2014, que continuará “la línea de crecimiento iniciada con el Plan 2008-2012”. Según explicó hoy su presidente, Antonio Brufau, en rueda de prensa, la compañía invertirá 28.500 millones de euros entre este año y 2014, principalmente para desarrollar sus últimos descubrimientos de petróleo y gas, que le permitirán crecer “a doble dígito en todas sus variables”, sin necesidad de tener que realizar adquisiciones.

Repsol también mantiene su intención de añadir nuevos accionistas en YPF, filial en la que invertirá 8.400 millones hasta 2014. Sin embargo, Brufau recordó que la filial argentina “es grande y encontrar socios que aporten valor es complicado”. Aun así, el grupo confía en que en unos meses se alcance un acuerdo.

Respecto al dividendo, Brufau confió en poder recuperar la senda de crecimiento que abandonaron en 2009 y dijo que, de cumplirse las hipótesis de precios y márgenes en las que se basa su plan estratégico, la retribución al accionista podría crecer anualmente un 10%. Brufau destacó que la nueva estrategia cuenta con el apoyo de todos los miembros del consejo de administración, incluido Sacyr Vallehermoso.

La recuperación de los precios del petróleo y el gas permitió a Repsol elevar en un 30% su beneficio neto en los tres primeros meses del año, hasta los 688 millones de euros. El valor de las acciones de la compañía reaccionaron con una subida superior al 4%.

El resultado operativo alcanzó los 1.538 millones de euros, un 61% superior al registrado en el primer trimestre de 2009. Repsol aumentó su producción de hidrocarburos un 10,4% al tiempo que mejoró el precio de realización de sus crudos y su mix de producto, lo que se reflejó muy positivamente en su cuenta de resultados.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA