México quiere ‘atraer’ a inversores europeos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Tesoro de México ha anunciado una nueva emisión de deuda a siete años en euros, por un total de 850 millones de euros. Con esta venta, el país espera sentar las bases para las futuras colocaciones de deuda en euros y ampliar así la cantidad de inversores en el mercado europeo interesados en el país. La nueva deuda emitida tendrá un vencimiento a julio de 2017, un cupón del 4,25% y un rendimiento de 4,291%. El Tesoro de México ha anunciado una nueva emisión de deuda a siete años en euros, por un total de 850 millones de euros. Con esta venta, el país espera sentar las bases para las futuras colocaciones de deuda en euros y ampliar así la cantidad de inversores en el mercado europeo interesados en el país. La nueva deuda emitida tendrá un vencimiento a julio de 2017, un cupón del 4,25% y un rendimiento de 4,291%.

La demanda es casi el doble de la cantidad ofrecida, por lo que el gobierno mexicano finalmente ha otorgado un rendimiento ligeramente menor al que los inversores esperaban.Barclays, BNP Paribas y Deutsche Bank, administradores de la nueva deuda, han recibido más de 1.500 millones por ella.

La última vez que el gobierno de Felipe Calderón emitió una venta de bonos en euros fue en junio de 2005, cuando ofreció una deuda a diez años por un valor de 750 millones de euros. El Tesoro mexicano realiza esta emisión aprovechando un momento propicio en el que la demanda de deuda soberana por parte de los países desarrollados está de nuevo en fase de crecimiento.

La semana pasada, el gobierno de México registró ante la Securities and Exchange Commission de EEUU una posible emisión de deuda de hasta 5.000 millones de dólares (3.947 millones de euros). El país tiene un programa global de emisión de bonos de hasta 80.000 millones de dólares (63.159 millones de euros), lo que ofrece un margen suficiente para la posible emisión de deuda que pueda darse más adelante a lo largo de este año.

Antes de esta nueva venta de deuda soberana en euros, el gobierno de Calderón ha emitido este año bonos soberanos por un total de 3.000 millones de dólares (2.368 millones de euros).

El gobierno federal saca partido de la ventaja que surge de las oportunidades del mercado para la prefinanciación y gestión de las obligaciones de deuda del año que viene.

En el sector privado, la empresa cementera Cemex ha anunciado que ha llegado a un acuerdo con la empresa Bluegrass Materials según el cual venderá a la compañía algunos activos no básicos ubicados en Kentucky por un valor de 90 millones de dólares (71 millones de euros), que le ayudarán a pagar parte de su deuda. Los activos comprenden siete canteras de agregados, tres centros de distribución y una planta de fabricación de bloques, según informó la compañía en un comunicado de prensa.

Cemex realizó en el año 2007 una compra a la empresa australiana Rinker por un valor de 15.500 millones de dólares (12.237 millones de euros). Esto dejó a Cemex con una deuda enorme a pagar y una enorme dependencia hacia el mercado de construcción de EEUU, justo en un momento en el que poco después este sector entraría en crisis.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA