“Mejorará 114 indicadores”

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha utilizado el Foro Económico Mundial de Davos para destacar las reformas estructurales aprobadas en su primer año de Gobierno mejorarán 114 de las 144 indicadores que usa el foro para confeccionar el Índice de Competitividad Global. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha utilizado el Foro Económico Mundial de Davos para destacar las reformas estructurales aprobadas en su primer año de Gobierno mejorarán 114 de las 144 indicadores que usa el foro para confeccionar el Índice de Competitividad Global.

En su primera intervención (una conferencia magistral a la que asistieron jefes de Estado y Gobierno de diversos países y líderes empresariales del mundo) el mandatario ha asegurado que sus iniciativas mejoraran la competitividad económica, fortalecerán el régimen institucional y ampliarán los derechos sociales.

Además, ha destacado la estabilidad macroeconómica que vive el país, y ha añadido que su deuda viene a ser un 38,7% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que está por debajo de la de otros países de menor desarrollo.

El mandatario también ha sacado pecho sobre su política monetaria autónoma y su sistema financiero robusto, con cotas de capitalización del 16,1%, por encima del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y del Grupo de los 20 (G20).

Aunque ahí no ha quedado la cosa, pues Peña Nieto ha subrayado otras bondades mexicanas: la juventud de la sociedad, el liderazgo del país en las manufacturas avanzadas de alta tecnología para las industrias automotriz y aeronáutica.

Como no podía ser de otro modo, la joya de la corona del plan del mandatario, la reforma energética, también hizo su aparición en la conferencia y de ella, comentó el presidente que contempla la creación de un órgano regulador de energía y que a finales de 2014 surgirán los primeros proyectos con la participación del sector privado.

En su propias palabras, manifestó que el objetivo es “cambiar el régimen corporativo de la empresa paraestatal, de Petróleos Mexicanos (Pemex), para hacerla mucho más productiva y más competitiva y, evidentemente, en capacidad de poder competir y de poder desarrollar el mandato y su capacidad de manera más eficiente”.

El jueves pudo saberse, que hay muchas empresas interesadas en el país, como Bombardier, Heineken, Mitsubishi, Mastercard, Axiona e Iberdrola, ante ello, Peña Nieta aseguró que los empresarios con los que se ha reunido en el Foro Económico Mundial perciben en México “una transformación silenciosa” tras las reformar estructurales del Ejecutivo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA